Marthita Vilaña y su Cangrejal

Esta mujer luchadora, empezó desde cero, no solamente con poco capital financiero sino con una mínima fuerza de trabajo, que principalmente descansaba sobre sus hombros y el de sus hermanos y otros familiares.

Su propuesta gastronómica tiene sello familiar, cada uno de los 9 locales apostados en Ecuador tienen a sus familiares como administradores, siendo ella la administradora del restaurante principal… Todos sus locales se componen de mesones listos para triturar y darle sabor a sus populares cangrejos.

Martha comenzó su negocio en 1977 de forma modesta, pero la primera noche de ventas se sorprendió por la gran acogida que le dieron sus clientes, obligándola a vender 10 veces más cangrejos de lo que tenía pensado. Su mano firme y su habilidad para sacar la carne del caparazón de los cangrejos la condujeron a llevar su nombre en alto en el mundo de la gastronomía ecuatoriana.

Esta encantadora Doña y emprendedora ecuatoriana revela que la clave de su éxito se debe a la actitud positiva y al seguir sus corazonadas. Aunque también señala que es muy importante verificar la calidad y variedad de sus platos, mientras hace sentir como en casa a sus comensales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *