Jonathan Caicedo, campeón en el Etna

Tulcán, EFE.-

Jonathan Kléver Caicedo (Santa Martha de Cuba, Carchi, 27 años) eligió un volcán, el Etna, para entrar en erupción y poner a Ecuador de nuevo como protagonista del Giro de Italia. Un año después de la maglia rosa de su paisano Richard Carapaz, ahora el ciclista del Education First se sube al carro de la gloria con un inolvidable triunfo en la montaña negra.

“Un sueño inimaginable, hecho realidad”, que no estaba previsto para tan pronto, pero el ecuatoriano se atacó “a sí mismo” aprovechando las buenas sensaciones para lograr el tercer triunfo de etapa de la historia para su país.

Caicedo y Carapaz se han visto crecer mutuamente, son amigos, paisanos, compatriotas y junto a Jonathan Narváez (Ineos) los máximos exponentes del ciclismo ecuatoriano en el mundo.

El triunfador del Etna inició su carrera como aficionado a los 15 años en las filas del Panavial-Coraje Carchense, pero no debutó como profesional hasta los 20, tiempo en el que también participó con Richard Carapaz como parte del equipo sub 23.

En 2015 corrió en Colombia para el equipo profesional del Strongman-Campagnolo, donde ya en la Vuelta de la Juventud superó a futuros grandes del ciclismo mundial, como Fernando Gaviria. Y en 2016 fue campeón Panamericano en ruta.

Su presentación internacional llegó en 2018, destacando en la Vuelta a Asturias, donde alcanzó el segundo puesto en la clasificación general, superado por Richard Carapaz. En agosto se convirtió en el primer ecuatoriano y quinto extranjero en ganar la Vuelta a Colombia.

En 2019 fue el dominador del ciclismo en Ecuador con el doble título nacional en ruta y contrarreloj, y en el Estadio Olímpico de Tulcán, por petición de Carapaz, y en compañía también de Jonathan Narváez, acudió al acto de homenaje al campeón del Giro 2019.

“El Cubanito” y Jonathan Narváez estuvieron por primera vez en el Giro, como Carapaz, los tres acuatorianos participaron de manera simultánea y en diferentes escuadras en la carrera rosa. Hito histórico.

Su madre, Rosa María Cepeda, es colombiana y su padre, Gerardo Caicedo es ecuatoriano. Viven en la parroquia de Santa Martha de Cuba, radicada en Tulcán. Desde los 15 años se decidió por el ciclismo, aunque practicó otros deportes.

Estuvo enrolado con un equipo colombiano, el Medellín, lo que le permitió viajar a Europa. “Cuando a uno le atrae el ciclismo y la adrenalina que genera, ya no quiere más”, dijo en su momento.

Durante dos meses estuvo en el viejo continente y participó en competiciones del calendario de la Unión Ciclista Internacional (UCI), y compitió en Italia.

Jonathan entrena en su natal Santa Martha, un producto de su entrenador de siempre, el también ciclista Paulo Caicedo, experto en esta disciplina, quien replica sus conocimientos sobre sus pupilos.

En 2019 llegó la gran oportunidad de saltar a un equipo del World Tour con el fichaje por el Education First, con cuyo maillot debutó en el Giro de Italia. Era su debut en una grande.

Para el ecuatoriano rodar en bicicleta no solo es un deporte sino también una forma de vida, eso demuestra que lleva marcado a fuego eso del Coraje Carchense. EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *