Espectacular arranque de Ecuador con Gustavo Alfaro ‘opacó todo’ pronóstico, diario Olé

El entrenador argentino Gustavo Alfaro es el centro de la atención para diario Olé de su país por su trabajo en la selección de Ecuador, que le permitió cerrar, en este año, como tercero en las eliminatorias a Qatar 2022, escoltando a los poderosos Argentina y Brasil.

Olé hizo una comparación del rendimiento y puntos obtenidos en la etapa como DT de Boca Juniors con los registros al mando de la Tricolor.

A continuación, la nota del diario de Buenos Aires:

Las primeras cuatro fechas de las Eliminatorias rumbo a Qatar 2022 finalizaron con Brasil liderando la tabla con puntaje perfecto (12 de 12) y la Selección Argentina como escolta con dos unidades menos. Pero eso no fue lo más destacado y sorpresivo… El equipo que asombró a todos por su nivel y efectividad fue el Ecuador de nada menos que Gustavo Alfaro, el exentrenador de Boca Juniors. Y este gran arranque deja una comparación en la mesa: ¿fue mejor inicio que el que tuvo en el Xeneize?

Con una selección que, en cuanto a nombres, es inferior a la mitad de equipos que participan en las Eliminatorias, Alfaro logró un mejor comienzo que el que tuvo en el Xeneize con un plantel repleto de figuras. En estas cuatro jornadas, Ecuador cosechó tres triunfos, entre los que se encuentran dos goleadas a seleccionados poderosos como Colombia (6-1) y Uruguay (4-2) y una victoria a Bolivia en la altura (3-2), y una caída ante Argentina (casualmente en la Bombonera) dejando una buena imagen. Esto lo puso en la tercera posición de la tabla.

Inmediatamente, y con estos números y con este comienzo, no tardó en llegar la comparación de sus inicios en Boca: este gran arranque con Ecuador opaca sus primeras fechas como DT Xeneize en el 2019. En el banco del club Azul y Oro, Alfaro cosechó dos empates ante Newell’s en Rosario y Belgrano en Córdoba, ambos 1-1, y dos victorias: goleada 4-0 a San Martín de San Juan de visitante y 2-0 a Godoy Cruz en la Bombonera. En total, ganó ocho puntos de 12, una unidad menos.

En cuanto a goles, el entrenador solo recibió dos tantos en contra, algo que fue un sello de su paso por la Bombonera: la solidez defensiva. Y en lo ofensivo convirtió ocho goles, lo que da un promedio de dos por partido.

Ojo, vale destacar algo, los números de Alfaro en Boca no son para nada malos: dirigió 50 partidos en total, ganó 27, empató 16 y perdió nada más que siete, además su equipo convirtió 71 goles y le marcaron 28.
De hecho, su arranque en el club tampoco fue malo, pero lo que sucede es que este sensacional comienzo con Ecuador, una selección que a nivel Sudamérica no es equivalente a Boca, opacó todo. ¿Cuál te pareció mejor?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *