Unos 1500 millones de personas dependerán del agua de las montañas en los próximos 30 años

«Cerca de 1500 millones de personas que viven en zonas bajas dependerán del agua de las montañas a mediados de este siglo, lo que supone un 24 % más que desde la década de 1960». Esta conclusión consta en un estudio elaborado por investigadores de Austria, Finlandia, Francia, Países Bajos y Suiza, que se publicó en la revista Nature Sustainability.

Este trabajo se basó en un escenario intermedio de crecimiento de población y desarrollo tecnológico, económico y social, recoge una publicación del portal 20 minutos.

«El consumo mundial de agua se ha casi cuadruplicado en los últimos 100 años y muchas regiones sólo pueden satisfacer su demanda hídrica gracias a las contribuciones esenciales de las regiones montañosas. En tres décadas, casi una cuarta parte de la población mundial que vive en tierras bajas dependerá en gran medida de la escorrentía de las montañas«, se menciona. Esta dinámica no excluye a Ecuador, donde el riego de plantaciones depende casi por completo del agua proveniente de las montañas.

De igual manera, un estudio dirigido por la Universidad de Zúrich (Suiza) ha cuantificado esta dependencia por primera vez al comparar el suministro y el consumo de agua en las zonas bajas del mundo con las contribuciones de escorrentía de las montañas.

Más allá de Asia

Daniel Viviroli, del Departamento de Geografía de la Universidad de Zúrich es el primer autor del estudio que está basado en un modelo global computacional, en el que se analizó información detallada sobre la dependencia de los recursos hídricos de montaña, cita 20 minutos.

«Hasta ahora, la investigación se ha centrado principalmente en las cuencas fluviales que se originan en la alta montaña de Asia (…). Pero en muchas otras regiones, la agricultura de riego depende en gran medida del agua de las zonas montañosas, como en Oriente Medio y África del Norte, así como en partes de América del Norte, América del Sur y Australia», indica Viviroli, según la publicación española.

Según el estudio, solo un 7 % de la población de las tierras bajas solía depender en gran medida de las contribuciones de las zonas montañosas en los años sesenta. No obstante, «se prevé que esta cifra aumente al 24% a mediados del siglo XXI, lo que equivale a alrededor de 1.500 millones de personas en las zonas bajas«.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *