Peronismo triunfa en elecciones argentinas

EFE

El candidato peronista a la Presidencia de Argentina Alberto Fernández logró ayer el 47,95% de los votos en las elecciones generales, con el 95% de las mesas computadas a escala nacional.

Por su parte, el actual presidente, Mauricio Macri, cosechó el 40,52 %, un resultado mejor del anticipado por las encuestas, y reconoció su derrota tras felicitar a  Fernández.

Según el escrutinio provisional, por detrás quedaron las propuestas de Roberto Lavagna, con el 6,14%, seguido de lejos por los otros tres postulantes: Nicolás del Caño (Frente de Izquierda y de los Trabajadores), con el 2,07%; Juan José Gómez Centurión (Frente Nos), con el 1,72% y José Luis Espert (Unite por la Libertad y la Dignidad), que obtuvo el 1,47%.

Fernández, que lleva como candidata a la Vicepresidencia a la exmandataria Cristina Fernández (2007-2015), llegaba como favorito a estas elecciones presidenciales, las novenas de la actual democracia argentina, después de haber aventajado en 16 puntos en las primarias de agosto pasado a Macri y su segundo, el peronista disidente Miguel Ángel Pichetto, que han sufrido el desgaste de la larga crisis económica que arrastra el país.

El escrutinio provisional de las elecciones, que tuvieron un 80,81 % de participación, es responsabilidad del Ministerio del Interior y, aunque no tiene validez legal, tiene valor informativo sobre el resultado de la elección el mismo día de los comicios.

Fernández y Cristina celebraron con sus seguidores. El presidente electo  llamó al diálogo entre todos los argentinos e informó que hoy desayunaría con Macri para empezar con el proceso de transición. 

Foto: AFP

Banco Central endurece restricciones cambiarias

El Banco Central argentino endurecerá las restricciones cambiarias que comenzó a aplicar el mes pasado e impondrá un nuevo límite a la compra mensual de dólares, que será de 200 para las transacciones bancarias y de 100 en efectivo.

Las medidas, que serán detalladas hoy en una rueda de prensa, tendrán vigencia hasta diciembre y suponen una significativa reducción al límite de 10.000 dólares mensuales que el Gobierno de Mauricio Macri había anunciado a principios de septiembre, pocos días después de que el triunfo de la oposición en las elecciones primarias provocara fuertes turbulencias en los mercados.

La nueva decisión llega tras confirmarse el triunfo, en las presidenciales celebradas este domingo, del opositor peronista Alberto Fernández, que asumirá el cargo el próximo 10 de diciembre en medio de la grave crisis económica que transita el país desde hace más de un año y medio, con una falta de confianza de los inversores que está provocando una fuerte fuga de divisas.

Esta medida, que en Argentina se conoce como «cepo», busca «preservar las reservas del Banco Central», que, al usarse para controlar el precio del dólar, se han reducido en más de 20.000 millones de dólares desde agosto.

El peso transitó con relativa estabilidad durante los últimos dos meses, en los que el Ejecutivo aplicó las restricciones cambiarias y el Banco Central empleó las reservas, aunque en la última semana, previa a los comicios, volvió a perder valor frente al dólar.

Tras conocerse los resultados de las elecciones, la incógnita política quedó despejada en Argentina, y ahora falta por saber qué pasará con lo económico, para lo que la semana que entra se antoja clave.

El Ejecutivo de Macri seguirá en el poder hasta el próximo 10 de diciembre, fecha en la que deberá entregar el poder a Fernández.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *