Roger Federer deleitó a Ecuador con su triunfo ante Alexander Zverev

En dos sets, el suizo Roger Federer saldó el encuentro de exhibición ante el alemán Alexander Zverev, en el cierre de la gira por Latinoamérica, que Su Majestad​​ completó en la capital ecuatoriana.

En medio de una interacción con el público, Federer y Zverev deleitaron a cerca de 15 000 aficionados que aunque no llenaron el coliseo Rumiñahui, marcaron un récord de asistencia para un juego de tenis, superando a los 9 000 asistentes del 2011 en la despedida de Nicolás Lapentti, quien jugó ante el estadounidense Pete Sampras.

 

En una hora y 12 minutos, Federer se quedó con​ el​ match. Fueron dos sets (6-3 y 6-4), con Zverev arriba en los primeros games aprovechando su potente saque, y un Federer que bromeó con el público, tratando de evadir la potencia del alemán.

 

Hubo tiempo para todo, para el buen juego de dos de figuras del tenis mundial, pero también para compartir con la gente, tomarse fotos, regalar pelotas y hasta responder a los gritos de damas que expresaron su afecto por los dos tenistas. 

Al final fue triunfo de Federer que se fue agradecido por el cariño y entrega del público capitalino. 

Este fue el primer evento de esta magnitud en el Ecuador, con la oferta de Lapentti, mentalizador de la llegada de Federer, de tener algo más el próximo año.

 

‘Ganar la Champions League’

El trajín de la última semana no borra la sonrisa ni el carisma de Roger Federer, tenista suizo que junto con el alemán Alexander Zverev cerraron en Quito una gira por cinco ciudades de Latinoamérica. 

Las dos figuras del tenis mundial se presentaron en Santiago de Chile, Buenos Aires, Bogotá, Ciudad de México, y Quito fue su última parada, con un juego de exhibición en el coliseo Rumiñahui, donde se impuso por 6-3 y 6-4. Ambos fueron ovacionados por cientos de aficionados.

Llegaron con el alba, “en el vuelo vimos la salida del sol y fue magnífico”, dijo Zverev, que con Federer comparecieron a un breve conversatorio en la Ciudad Mitad del Mundo, complejo en el norte de la capital. 

Ahí Su Majestad habló de su exitosa carrera, pero no dejó de lado su afición por el fútbol, aunque dijo “ser feliz” de haber escogido el tenis, “una magnífica decisión”. 

El suizo, uno de los máximos exponentes en la historia del tenis mundial, reveló que a los 12 años tuvo que decidir entre el tenis y el fútbol, una actividad en la que fue polifuncional. “Aunque me gustaba ser mediocampista, y mi tenis se apega a eso porque busco controlar el punto, variar mi juego. Soy un líder natural”, comentó. 

Consultado sobre si habría tenido el mismo éxito con el balón que con la raqueta, y si habría llegado a conquistar un título como la Champions League, Federer dijo: “Hay que ser honestos, no se logra éxito de la noche a la mañana. Los futbolistas lo sueñan y muchos no lo logran”. Sin embargo, no ocultó su deseo de haber defendido al FC Basilea, de Suiza. “Es mi equipo, el que tiene mi corazón, me habría gustado jugar ahí, y si era el caso poder ganar la Champions ahí”, dijo el número tres del ATP. 

Federer también compartió minutos con cientos de aficionados que buscaban un recuerdo en foto o la firma del suizo, pero se llevaron más, por el game disputado  con Zverev en una pequeña cancha al pie del monumento de la Mitad del Mundo. El suizo eligió el campo, “el norte es mío”, sentenció, para dejar en la parte ubicada en el hemisferio sur al alemán. Fueron minutos, pero vibrantes para la gente.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *