Patate está de fiesta hasta el 15 de septiembre

A 30 minutos de Ambato está Patate (Tungurahua), un destino que permite admirar grandes plantaciones frutales y de viñedos, repartidos en sus parroquias. También hay miradores naturales, historia y emprendimientos que usan como materia prima su producción local.

Este lugar es llamado ‘El Valle de la eterna primavera’, porque “somos una tierra bendecida”, asegura Bolívar Punguil, alcalde del cantón tungurahuense, quien visitó Diario La Hora, acompañado de las candidatas a reina del cantón.

Ahí se producen duraznos, naranjas, toronjas, mandarinas, uvas, manzanas, babaco, tomate de árbol y aguacate, que son usadas por los habitantes para elaborar vinos y otras bebidas.

Para el burgomaestre, quien invitó a celebrar la cantonización de Patate hasta el 15 de septiembre, esta riqueza se debe al clima generosamente cálido y templado, que hace que tenga una temperatura promedio de 16 ºC. (CM)

INVITACIÓN. El alcalde de Patate, Bolívar Punguil, y dos de las cuatro candidatas a reina del cantón: Sophia Valle y Daniela Aguilar, visitaron La Hora.

Montañas y disfrute 
° El Alcalde destaca los miradores naturales que se encuentran en las parroquias Sucre y los Andes, desde donde se observan los volcanes Tungurahua, Chimborazo, Cotopaxi y los Illinizas.

Las caminatas, el ciclismo, la observación de aves y la pesca deportiva son las prácticas que ofertan a los turistas que desean el contacto con la naturaleza. Esto es posible porque Patate forma parte del Parque Nacional Los Llanganates.

En Los Andes, en el cual se concentran varios huertos frutales a los que los visitantes pueden ingresar y comprar las frutas disponibles, también se conoce el centro artesanal, el museo arqueológico y la iglesia de San Francisco.
 

Aventura y más
° Si quiere realizar deportes extremos, los patateños recomiendan ir al bosque nublado Manteles, porque cuenta con montañas, ríos, cascadas, páramos y gran biodiversidad. En la oferta turística de Patate también constan parques, museos, cuevas y santuarios. Hay para todos los gustos.
 

Ornato de primera 
° Al ingresar al centro de Patate, por la avenida Ambato, observará la Basílica y el museo del Señor del Terremoto, imagen religiosa que es venerada por sus devotos. Cuenta con emblemáticos vergeles (jardines) en las parroquias Matriz, Sucre, El Triunfo y Los Andes. En el barrio Quinlata hay unas 15 fincas en las que se cultivan diversidad de plantas, comercializadas dentro y fuera de la localidad.
 

Gastronomía para todos los gustos
° Las arepas de zapallo, la chicha de uva y las empanadas  de babaco son preparaciones gastronómicas tradicionales que hay en Patate.  La generosa producción de cereales, frutas y legumbres permite la elaboración de deliciosos platos, que son disfrutados por los turistas. La industria licorera y vinícola son parte importante de este cantón. El vino es uno de los más famosos del país. La producción dinamiza la economía.

NATURALEZA. Las cascadas son parte de los atractivos naturales que forman parte de Patate. (Foto: Glenn Morales)

Cascadas 
°  La cascada de Mundung, a la que se llega tras una caminada de 40 minutos desde el sector La Matriz, es uno de los sitios más visitados porque sus aguas, que descienden del páramo, son cristalinas y alimentan  al río Blanco. Su entorno tiene una gran biodiversidad de flora silvestre, característica del bosque nublado, y el avistamiento de colibríes, tangaras, pavas, águilas y gavilanes son frecuentes en la ecoruta Kuri Pishku.

A la cascada de las Golondrinas se llega después de caminar 40 minutos. El punto de partida es la parroquia El Triunfo, hasta encontrarse con un salto de agua de aproximadamente 8 m.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *