Las lagunas de Ozogoche ‘atraen’ al suicidio a las aves

Las lagunas de Ozogoche, cuyo nombre significa ‘Deseoso de comer carne’, son un complejo lacustre compuesto por alrededor de 45 vertientes que se encuentran dentro del Parque Nacional Sangay, a 20 km al sur de Guamote y a 90 km de Riobamba, entre los páramos y las altas cumbres de Chimborazo.

Uno de los aspectos más populares y conocidos de este lugar es la observación de aves, pero sobre todo un peculiar evento que suele dejar perplejos y desconcertados a todos aquellos que llegan hasta la zona.
 

Particularidad del lugar
En septiembre y octubre llegan desde otros países cientos de aves migratorias denominadas por los lugareños como ‘cuvivíes’, las cuales sobrevuelan las lagunas para luego  lanzarse a gran velocidad hacia las heladas aguas del complejo.

Bernardo Usiña, conocedor del tema, afirma que a tempranas horas de la mañana, los campesinos salen a recoger en amplias canastas y grandes costales los cuerpos de las ‘aves suicidas’ que se encuentran en las orillas de las lagunas. 

En realidad, la muerte de estas singulares ‘voladoras’ es causada por el agotamiento que trae consigo el viaje migratorio. Descienden de forma abrupta a refrescarse, pero debido a la baja temperatura de las aguas, provocan que estas mueran al instante, señaló el experto.
 

Festejo
Los indígenas que habitan en este lugar nombraron a este fenómeno natural como ‘Ritual del cuviví’, un tributo sagrado dedicado a la Pachamama. Así, se ha instaurado una tradición popular que va acompañada de música, gastronomía y gran algarabía.

Acuden a las lagunas de Ozogoche para entonar sus instrumentos musicales, como los rondadores y las zampoñas, para luego acercarse a las orillas de y recoger las aves y utilizarlas como el principal alimento de la comunidad.  

Al ‘Ritual del cuviví’ también asiste una gran cantidad de grupos de danza y personas  provenientes de otros países, con el objetivo de mostrar sus diferentes manifestaciones culturales. Este espacio es abierto para el público. 

Creencias
Sobre el fenómeno

° Hay quienes aseguran que la laguna atrae a las pequeñas aves y estas ‘caen’ en la trampa.

° Otra creencia dice que los pájaros se posan en la orilla de la laguna y, al momento que beben agua, las olas los atrapan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *