La capilla de Cantuña reabre sus puertas

Ya no fueron diablillos los que trabajaron en este bien patrimonial y tampoco falta ninguna piedra. La Capilla de Cantuña, tras ocho meses de intervención, reabrió sus puertas en una ceremonia que recordó la riqueza de este lugar a través de leyendas y datos históricos. 

El Dato
El monto de intervención fue de 165.660.21
Franklin Cárdenas, restaurador del Instituto Metropolitano de Patrimonio (IMP), dijo que el trabajo fue integral pues no solo se intervino la arquitectura sino los bienes inmuebles. «La capilla tiene elementos importantes como son sus retablos, su altar mayor y, dentro de eso, se encontró una significativa pintura mural dentro en el ala norte», indicó Cárdenas. 

Otro de los hallazgos fue el de un escudo de madera con símbolos franciscanos, mismo que Liliana Yunda, presidenta del Patronato San José, entregó al Fray Luis Bastidas, guardián del convento de San Francisco. 

Yunda aseguró que la capilla que data de 1537, estará abierta al público de forma gratuita y que estas acciones permiten devolverle «la identidad y alegría» a los quiteños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *