La Amazonía abre su mundo mágico al turismo

En este feriado, los ecuatorianos tienen una nueva oportunidad de disfrutar de la naturaleza y las maravillas que se encuentran y descubren en la Amazonía, una zona llena de secretos, misterios, leyendas y, sobre todo, una rica biodiversidad.

En esta región del país existen destinos ideales en los que siempre se hallará algo nuevo para compartir en familia y convertir el viaje en una experiencia única e inolvidable.

A continuación le damos a conocer algunos destinos que tiene que visitar. (CM)
 

En Limoncocha hay un paraíso
° Caminatas, canotaje, recorridos por ríos y lagunas, aviturismo, turismo de naturaleza, ecoturismo, ‘trekking’, turismo de orquídeas y más es lo que se puede realizar en Limoncocha, parroquia perteneciente a Shushufindi (Sucumbíos). A 500 m de la población está la laguna del mismo nombre, donde habitan pirañas y otras tantas especies de peces. En el día es posible observar aves, tortugas, monos, y en la noche caimanes negros.

Para llegar a la laguna se lleva a cabo una larga caminata por la selva. Y si prefiere, puede navegar por el río Capuy y observar loras, guacamayos y otros animales. (Foto: Archivo)

Aventura en el Cuyabeno
° La Reserva de Producción Faunística Cuyabeno, ubicada en Sucumbíos, es el lugar ideal para admirar la flora y fauna exótica de la Amazonía. 

En este sitio existen más de 550 especies diferentes de aves, 60 de orquídeas, más de 350 de peces, 10 de monos, una gran variedad de reptiles como anacondas, caimanes y tortugas de río; y los míticos delfines rosados de río. 

El Cuyabeno, un lugar interesante para hacer ecoturismo, le permitirá adentrarse en la selva, pasear en canoas, nadar, pescar y fotografiar paisajes únicos en las lagunas Delfincocha, El Encanto, Imuya, La Represa, Santillán y otras más. (Foto: turismo.gob.ec)

Tena, una moderna ciudad
° La capital de Napo, a solo tres horas de Quito, posee una variedad de atractivos naturales que la convierten en el destino ideal para compartir con familiares o amigos los días de descanso.

Junto a los ríos Pano y Tena podrá visitar el Malecón Escénico y el Bío Parque La Isla, espacios donde se resalta la importancia de la conservación del boque y del cuidado del ambiente. Además, cercanas a Tena están las parroquias Misahuallí y Talag, en la cuales existen centros de turismo comunitario para admirar las culturas ancestrales de la Amazonía. (Foto: turismo.gob.ec)

Loras y golondrinas
°  A dos horas de viaje al sur de Macas, capital de Morona Santiago, se llega a Tiwintza, tierra en la cual se encuentra la cueva de loros y golondrinas, sitio muy visitado por los turistas.

A pesar de que su acceso no es fácil, porque hay que caminar por senderos difíciles y cruzar el río, el esfuerzo vale la pena porque en la cueva, que alberga colonias de loras y golondrinas, se encuentra en medio de dos cascadas de aguas cristalinas, que dan origen al río Chinkianás. 

Estas cascadas, donde se realizaban rituales chamánicos, son las adecuadas para practicar deportes extremos. (Foto: tiwintza.gob.ec)

Los Tayos y su atracción científica
° A cuatro horas de Limón Indanza, localizada en Morona Santiago, está la cueva de los Tayos, a la que se llega con ayuda de guías nativos. Estas personas se encargan de contar al visitante que se trata del sitio de formación rocosa más importante de la Amazonía, sobre todo para la espeleología. En su interior viven aves nocturnas llamadas tayos; en su honor se dio el nombre a las cuevas que sobrepasan los 7 km de extensión, tiene cavernas y pasadizos, y es considerada una de la más grandes e importantes de Sudamérica.

Además de conocer particularidades de su misteriosa formación, podrá vivir de cerca la forma de vida de las familias shuaras que habitan en la zona. (Foto: turismo.gob.ec)

Podocarpus está lleno de vida
° Este parque nacional, invita a los amantes de la aventura a disfrutar de sus exuberantes cascadas, realizar caminatas observando la variada flora tropical y encantarse con la diversidad de sus aves endémicas.

Desde el ingreso se debe caminar 6 km hasta llegar al Centro de Interpretación, donde un guardaparque brinda información para el recorrido.

Los senderos que alcanzan hasta los 700 m de distancia son autoguiados; sin embargo, los caminos más largos, por su dificultad media, ameritan de la compañía de un guía. 

Aquí se admira la gran variedad de plantas, orquídeas, aves y cascadas, como la llamada Velo de Novia, en la cual se puede bañar o realizar actividades de rapel. (Foto: turismo.gob.ec)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *