Inicia la caída de flores en Mangahurco y Cazaderos

En familia y en compañía de amigos acuden masivamente al cantón fronterizo lojano Zapotillo para disfrutar del fenómeno natural del florecimiento de los guayacanes, que se da, en esta ocasión, en las parroquias rurales Mangahurco y Cazaderos. 

Se ha generado una expectativa nacional e internacional. Por eso, algunos aprovecharon el fin de semana para recorrer las dos parroquias, aunque el evento continúa hasta este jueves, cuando estén las hojas en el piso, lo que se ha bautizado como el colchón amarillo. 

El resto del año, los árboles pasan con su ramaje seco y gracias a la lluvia ofrecen una vez al año la flor amarilla. 

TOME NOTA
El espectáculo continúa hasta el jueves. Por ahora están en el proceso de la caída de la flor.
El guayacán es un árbol milenario que cuenta con bellas y perfumadas flores, que pueden ser contempladas de tres a seis días.  

Casi todas las familias de las parroquias ofrecen comida y hospedaje, lo que es insuficiente; por lo que muchos turistas se hospedan en Zapotillo y los cantones vecinos: Macará, Alamor, Celica, Pindal y Puyango.  

 

Contemplan la belleza

Muchas personas van con carpas para acampar, como lo hizo la familia Aguirre Gaona, de Piñas (El Oro). El criterio de una de las integrantes fue que a pesar que acudió por segundo año al cantón, aún le genera admiración. “Es encantador, vivimos en un país bastante bendecido”.

La familia Castañeda viajó desde el Puyo. “Es la primera vez que venimos. Esto realmente es una creación perfecta. Ver en fotos no es lo mismo, disfrutar en este sitio es increíble”, sostuvo una de las integrantes.  

La presidenta del Gobierno Parroquial de Mangahurco, Mercedes Farfán Becerra, destaca la afluencia masiva de las personas y también de homogeneidad de la floración, ya que en esta ocasión la lluvia permitió que el espectáculo sea en el 80% del bosque de esta parroquia. (DVL)

Loja

40
 MIL hectáreas de bosque seco cuentan con el árbol maderable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *