El ecoturismo, con impulso en Puerto López

Hermosas playas, lagunas medicinales de azufre, observación de ballenas jorobadas y reservas ecológicas, donde se puede realizar aviturismo es lo que caracteriza a la localidad de Puerto López, en Manabí.

Esta diversidad de ecosistemas ha creado una alternativa para que tanto pobladores como autoridades desarrollen un turismo sustentable.

 

En la comunidad Las Tunas, a 20 minutos de Puerto López, los turistas pueden realizar la observación de aves o pescar una variedad de peces y crustáceos. Además de disfrutar de una extensa playa donde se puede practicar surf.

 

Tiene un malecón donde están ubicados restaurantes, bares y los locales de servicios turísticos, además se brinda el servicio de hospedaje comunitario en una edificación manejada por los comuneros a precios muy módicos.

En cambio, en Ayampe se encuentra la Ruta del Colibrí. En este sitio los visitantes, acompañados con servicios de guianza, pueden observar al escurridizo picaflor estrellita esmeraldeña (Chaetocercus berlepschi), la segunda ave más pequeña del mundo.

Si lo que se desea es aprender sobre la historia de las culturas precolombinas, la comuna Agua Blanca es lo ideal. Hay un museo donde se aprecian vasijas que servían como sepultura, con los huesos y cráneos de personas que pertenecieron a la cultura manteña.

Además, hay asientos de piedra, figuras talladas a mano y herramientas que pertenecieron a esta histórica población.

Sin embargo, el lugar más visitado en esta localidad es una laguna volcánica que tiene un característico olor azufroso.

Las aguas de este sitio contienen azufre, hierro, potasio y fósforo, lo que genera un lodo “medicinal”, según sus habitantes. Los turistas pueden bañarse o recibir masajes con barro para mejorar su piel.

Además, se ofrece el popular seco de chivo, un plato típico de la gastronomía local.

Puerto López, además, es considerado uno de los mejores sitios de la costa ecuatoriana para realizar el avistamiento de ballenas jorobadas, entre junio y septiembre. que vienen a parir sus crías y reproducirse.

Los botes autorizados salen del muelle y la observación de las yubartas se la combina con actividades como el snorkel, en paquetes turísticos que van desde los $ 25. Si bien los precios de hospedaje varían según los servicios requeridos los hay desde los $ 8 la noche.

Más datos

– Manabí tiene una gran riqueza biológica en aves y un gran potencial para desarrollar el aviturismo. En esta región se han reportado más de 550 especies de aves, de las cuales 232 se encuentran en la zona de Ayampe. El servicio de guianza para la observación de aves en Ayampe puede costar hasta $ 15 el día.

– El avistamiento de ballenas jorobadas se realiza todos los años desde junio a septiembre en Ecuador. Las yubartas, que se alimentan en las regiones polares, migran a aguas tropicales para reproducirse y parir sus crías.

En Salinas también invitan a disfrutar de  ballenas jorobadas 

Unas 175 personas abordaron el viernes embarcaciones desde el muelle público de Salinas, provincia de Santa Elena, para disfrutar del avistamiento de ballenas jorobadas. 

Entre ellas estuvo Lucía Sandoval, quien llegó de visita desde Nueva York (Estados Unidos) hace una semana y mencionó que esta era su primera vez en vivir dicha experiencia. 

“Aunque el clima está un poco frío, las ballenas lo valen”, dijo Sandoval. 

La temporada de avistamiento arrancó oficialmente el pasado 29 de junio en Salinas y por ahora el flujo de visitantes va en aumento. 

Las operadoras esperan mayor afluencia en las próximas semanas con motivo de las vacaciones en el régimen Sierra e incluso porque varias autoridades locales y actores involucrados en el área turística realizan giras promocionales en localidades andinas del país. 

El recorrido para observar a las ballenas toma cerca de dos horas y la distancia podría ser entre 2 a 3 millas, aunque para agosto se prevé que los grandes cetáceos y sus crías se acerquen más a la orilla. 

Son quince los guías turísticos que acompañan en los viajes, entre ellos está la bióloga Sandra Clemente, quien sugiere llevar ropa abrigada por el frío que se presenta.  

El costo por persona para ir en los yates que ofrecen el paseo es de $ 18, para grupos mayores a 10 personas es de $ 14, y el 50% de descuento para infantes hasta 12 años y para adultos mayores. 

La comuna Ayangue, en la Ruta del Spondylus, es el otro punto habilitado para el avistamiento en la zona peninsular. 

En Salinas hay una boletería única en el muelle que cuenta con tres operadoras que tienen a disposición 20 embarcaciones. En Ayangue son cuatro operadoras con 15 yates. 

Machala

Desde el muelle de cabotaje de Puerto Bolívar, provincia de El Oro, también saldrán operadoras de turismo hacia la isla Santa Clara, en donde también se podrá observar el paso de las ballenas. El costo es de 40 dólares, las operadoras turísticas tienen embarcaciones con capacidad superior a los 30 pasajeros. El viaje puede tomar de entre seis a ocho horas. Todos los años, entre junio y septiembre  llegan al perfil costanero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *