Comunas alejadas en Manabí, escogidas para narcotráfico

Portoviejo –

A Río Bravo y Manantiales los separa un cauce que hace décadas era el paso de un río que se ha esfumado con los años. Las dos son comunidades del cantón Montecristi y están situadas entre las áreas más apartadas de esta urbe manabita que fue el escenario de la caída de otra avioneta, tipo Cessna, con cargamento de droga el pasado domingo. La segunda en la zona en lo que va del 2019.

En el sitio, comuneros se muestran preocupados por este nuevo hecho, ya que en marzo pasado otra avioneta con droga cayó en Río Bravo. En ese caso se les abrió un proceso a sus tripulantes, dos mexicanos, cuya audiencia de juzgamiento se hará en estos días en Manta.

 

Para llegar a estas comunas se cruza por un camino de segundo orden desde la vía principal que empata a Montecristi con la Ruta del Spondylus.

 

Allí la agricultura y la cría de aves son la forma con la que los habitantes de estas comunas se ganan la vida. La pobreza ha sido recurrente en estas localidades, por eso muchos migraron, años atrás, a países como Venezuela y ahora retornan por la crisis en esa nación.

Allí sus habitantes prefieren evitar hablar del tema del narcotráfico. Reconocen que en la zona se menciona la actividad, pero no dan más detalles.

“Sí se escucha, pero nada más, no podemos decir más”, sostuvo un atemorizado morador, el pasado domingo, en Manantiales, sitio donde cayó la última aeronave con droga.

Galo Pérez, jefe de la Subzona de Policía, señaló que las organizaciones de narcotraficantes siempre buscan espacios alejados y que, obviamente, tengan facilidades para así evitar los controles aéreos que hacen instituciones para combatir actividades ilegales.

“Nuestro perfil costanero siempre es muy atractivo para desarrollar todas las actividades ilícitas que tienen que ver con el narcotráfico y, entonces básicamente, Manabí no se escapa de ello”, explicó Pérez.

En el sitio del siniestro, peritos recogieron, el domingo, los fragmentos de la aeronave.

La Fiscalía dispuso que todas estas partes ingresen al centro de acopio de la Unidad Antinarcóticos, para que se realicen las pericias correspondientes.

También señaló que cerca a la zona del evento se hallaron una caneca de combustible y una camioneta de color gris, doble cabina. Estas evidencias forman parte de la investigación que sigue la Fiscalía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *