Cámaras de seguridad se usan con más frecuencia en Guayaquil

En las últimas semanas se han viralizado al menos una decena de hechos delictivos registrados por cámaras de vigilancia de locales comerciales y domicilios en diferentes sectores de la urbe porteña.

El uso de estos equipos tecnológicos de vigilancia se vuelve cada vez más frecuente por la ciudadanía, para tratar de reducir el índice de delitos.

 

En un recorrido por varias calles del centro de Guayaquil se encuentran juegos de cuatro cámaras de 720 pixeles desde $135, junto al DVR (grabador de video digital, por sus siglas en inglés) y un disco duro de 550 gigas a 1 terabyte.

 

Un técnico puede cobrar entre $25 y $30 por la instalación de cada aparato de vigilancia.

Jorge Rodríguez, especialista tecnológico, explicó que las cámaras de 720 y 1080 pixeles trabajan con un DVR y alcanzan una distancia de hasta siete metros con claridad.

“Desde el octavo metro se ven los rasgos de las personas, pero no se ve definición como tal en el zoom, por ejemplo detalles como algún tatuaje”, explicó Rodríguez.

Recomendó usar este tipo de cámaras en los interiores del hogar, como por ejemplo, en la puerta de entrada o en patios, en urbanizaciones cerradas.

Indicó que en el caso de los centros comerciales, es más utilizado el sistema NVR (grabador de video en red), con el que se trabaja con cámaras de 1 a 4 megapixeles, que poseen una calidad más alta.

“Yo puedo tener mi caja y las cámaras pueden ser independientes, no necesito cables, solo un tomacorriente que lo puedo conectar vía cableado a la red. Estas cámaras en algunos casos son wifi, pueden captar la red y mientras yo esté en la red, la grabación va a llegar”, manifestó Rodríguez.

Indicó que este sistema de cámara de vigilancia se utiliza en el área de cajas de negocios, pues se pueden observar, desde la pantalla, inclusive la denominación de los billetes.

En muchos casos, el usuario puede monitorear su casa o negocio desde el celular.

Aseguró que uno de los problemas que tienen los clientes es cuando son víctimas de un hecho delictivo y el tipo de cámaras que han usado no les ayuda a esclarecer el ilícito.

“Yo he tenido comentarios de clientes que ellos buscan economía, pero en el momento en que les llega a suceder algo quieren definición, lo que se complica por el tipo de cámara que eligieron”, comentó Rodríguez.

Con esto concuerda John Garaycoa, experto en seguridad integral. Explicó que a pesar de las bondades que ofrecen ciertas cámaras con alto costo, muchos buscan las económicas.

“Cuando uno hace el estudio de seguridad (en algún domicilio o negocio) va a determinar lo que se quiere enfocar, lo que se quiere ver, porque al hablar de cámaras de seguridad, se habla de la capacidad que tiene un lente. Entonces, a mayor megapixeles me va a dar una mejor claridad de imagen, más capacidad, más distancia, más ángulo de vista, pero a un mayor precio”, explicó Garaycoa. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *