Alejandra Jaramillo, endulza el Ecuador Fashion Week

Pese a ser imagen  de televisión,  Alejandra Jaramillo (26) tiene mucho que ver con moda. Su trabajo como  conductora en ‘En Contacto’, Ecuavisa,  le obliga a diario a explorar en su clóset para elegir  el  mejor ‘outfit’ del día. 

Aunque se considera sencilla al momento de vestir, ser nombrada  madrina del Ecuador Fashion Week  la complace y lo celebra junto a creativos nacionales. 
El evento es una plataforma para expandir su visión de la industria  y admirar el trabajo de los realizadores.  

«Me llena de orgullo ser parte de este evento, en el que el talento y el esfuerzo de los diseñadores se refleja en los estilos y en la  armonía de colores y formas”, dijo la esbelta esmeraldeña.

Para Jaramillo,  estos eventos hacen que el país sea un punto de atracción, para  nacionales y extranjeros.  Y en esto coincide la directora  Cecilia Niemes,  quien dijo que en esta edición la imagen de la esmeraldeña representa  los distintos ámbitos  del espectáculo, el modelaje, la cultura y  la actuación. 
 

En boga
A la conductora le gustan las creaciones,  pero no se atreve a ser parte de la lista de figuras que han lanzado colecciones con su nombre como marca.  
Su estilo de vestir es clásico y apuesta por los colores vivos, como el amarillo,  el fucsia, el rojo y el turquesa,  que encajan con su personalidad.  Aunque de vez en cuando  opta por tonos neutros.

EL DATO
Úrsula Strenge fue otro de los rostros  del evento, en 2018.
Jaramillo dice que de alguna manera es una referente de la moda por quienes la siguen en redes sociales. Hay quienes le piden un consejo, en cuanto a imagen.  «Trato de  lucir acorde al momento y recibo mensajes positivos por parte de ellos (seguidores)”. Entre  sus prendas  favoritas están los  jeans, las camisas y los zapatos deportivos. Para su trabajo apuesta por los vestidos cortos,  pantalones holgados a las rodillas, enterizos y  blusas sencillas, que proyectan frescura.  Los ‘looks’ urbanos también están entre sus preferencias. 

No se considera una persona de marcas,  elige  lo que le gusta, sin fijarse en su valor. Tampoco  se atrevería a exhibirse en lencería o en prendas extremadamente transparentes, por respeto a su hijo, Sebastián, de 10  años. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *