Imprimir
Categoría de nivel principal o raíz: Turismo
Categoría: Turismo Ecuador
Visto: 498

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

A hora y media de Puyo (Pastaza) está Arajuno, una población que alberga a varias comunidades kichwa- amazónicas, waoranis y shuaras.

Estas han emprendido en turismo comunitario, alojan a los turistas en cabañas construidas con material de la zona, los alimentan con comida nativa y les enseñan a vivir en armonía con la naturaleza. Siempre respetando su cultura, cosmovisión, prácticas ancestrales, así como costumbres y tradiciones.

 

Se encuentran las comunas Shiwakucha, Wakuno, San Virgilio, Ceploa, Waylla Sacha y Chunta Pakcha, que están listas para recibir a los visitantes. 

 

En todas ofertan hospedaje, alimentación completa y guías nativos que conducen por senderos con algunas horas de caminata por las entrañas de la selva. Asimismo,  impulsan a experimentar aventura (canotaje, tubing) en las aguas del río Arajuno. Incluyen a las personas en sus prácticas ceremoniales, como la toma de la ayahuasca y el shamanismo.

 

 ACTIVIDADES. El baile y la música propios de los pueblos kichwas amazónicos forman parte de las actividades ofertadas. (Foto: arajuno.gob.ec)

Aventura natural

En Chunta Pakcha, que está en el kilómetro 50 de la vía Puyo-Arajuno, sus pobladores conducen al turista por los saladeros de loros y les llevan por senderos hacia cascadas, piedras, jeroglíficos donde se practicaba el shamanismo, lagunas, cavernas y ríos. 

 

En esas largas caminatas se observan animales silvestres, aves, reptiles y una variedad de especies vegetales, muchas de ellas usadas como medicinales.

 

La danza, el shamanismo, la música, la artesanía de cerámica, la balsa, la madera, las semillas y los mullos, además del manejo de las chacras caseras, se incluyen en los paquetes todo servicio que ofertan.

 

Las actividades turísticas en Chunda Pakcha, a la que se ingresa por el kilómetro 15 de la vía Arajuno-Shiwakucha, comienzan con un diálogo con las personas de la comunidad, las que cuentan sobre su historia, organización, costumbres y cultura ancestral; a la noche es infaltable el ritual de Yachak y una limpia.

 

Dependiendo de los días que permanecerá en el sitio, los guías del lugar lo llevan por senderos ecológicos abiertos en los bosques primarios para observar aves y árboles de sangre de drago de hasta 38 m de altura (cuyo líquido oscuro sirve para curar heridas e inflamaciones). También es posible reconocer plantas medicinales y sus usos, disfrutar de una cascada de 94 m de altura considerada sagrada y practicar pesca deportiva en el río Wapuno. Y eso no es todo, ya que se pueden confeccionar artesanías en barro junto con las mujeres de la comunidad y participar en la danza kichwa de la zona, como actividades de integración y respeto.

 

 NATURALEZA. Arajuno es una tierra rica en ríos y cascadas sagradas. (Foto: arajuno.gob.ec)

Investigación

La Comunidad Etno ecológica Pablo López de Oglán Alto (Ceploa), conformada por 32 familias, se encuentra asentada en la cuenca del río Oglán Alto. Aquí, sus guías llevan al visitante a observar monos, aves, plantas medicinales. Lo hacen partícipe de sus rituales, le enseñan a elaborar artesanías y festejan brindando con chicha de yuca o de chonta o con wayusa.

 

En esta zona también se impulsa el turismo científico, sobre todo porque allí está la estación de investigación Juri Juri Kawsay, en la cual se genera conocimiento y conservación de la biodiversidad y la protección de la cosmovisión y saberes ancestrales de la comunidad.