JM News Portal - шаблон joomla Продвижение

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Todos en el mercado Caraguay estaban expectantes de la llegada al muelle de las primeras canoas del turno de las 11:00, que traían los cangrejos rojos, que desde ayer ya se pueden capturar y ofrecer al público, luego de un mes de estar en veda.

 

El crustáceo es una de las opciones que se buscan para degustar el Viernes Santo, día que en el mercado se intensifica el movimiento de clientes. Desde la noche del martes, en el área de mayoristas empezó el trajín, que ayer se intensificó con la llegada de cientos de clientes.

Al arribar la primera embarcación, los estibadores avanzaron rápidamente hasta la orilla del río para llevar los crustáceos hasta la explanada del muelle.

Cada uno cargaba al menos cinco planchas sin importarles el intenso sol que hacía a las 11:00. Entre las 04:00 y 05:00 de ayer llegó la primera tanda de cangrejos, pero para los compradores la más numerosa es la que se daba a esa hora, por eso se agruparon allí más de 60.

Apenas los cangrejos eran desembarcados, al menos siete comerciantes los rodeaban para comprárselos al capturador.

‘Te doy 100 (dólares) por las cuatro (planchas)” se escuchó reiteradamente. Sin embargo, hubo capturadores como Lorenzo Jordán que se negaban a venderlos a menos de $ 30 cada plancha (cuatro atados de doce unidades). Él los trajo desde Puerto Roma, en el golfo.

El movimiento se mantuvo hasta las 12:30, cuando se cerraron las puertas del muelle para controlar a los cangrejeros que debían portar su credencial y la camiseta de la asociación a la que pertenecían.

“No siempre todos tienen la misma calidad, hay cangrejos que son más grandes y por los más pequeños no les van a dar $ 30”, dijo Pedro Loor, quien buscaba diez planchas.

Israel Tomalá y Georgina Jiménez, comerciantes del mercado, señalaron que esperaban que aumentara el movimiento entre hoy y mañana.

Los comerciantes del lugar ofrecían atados en $ 10 y $ 12 y la plancha entre $ 40 y $ 50, según el tamaño.

Rosario Herrera, cliente, compró un atado a $ 10. Ella también adquirió albacora en el área de mariscos para preparar la fanesca.

La venta de pescado salado aumentó desde la noche del martes para los mayoristas. Esa noche hubo congestionamiento en las inmediaciones de este centro de abastos, porque llegaron más de 350 personas desde las 20:00 hasta las 22:00, según los comerciantes.

En los pasillos del área de mariscos se colocaron más de 15 mesas con pedazos de pescado de color amarillento. Los clientes preguntaban cuál era el bacalao, que en el área de mayoristas escaseaba.

“Hoy mismo se hacen todas las compras”, expresó ayer al mediodía María Auxiliadora de Morán, quien compró cuatro libras de pescado seco a $ 5.

Angélica Zamora y Hernán Boya, del puesto 188, en una pizarra colocaron los precios de los seis tipos de pescado que ofrecían. Ellos habían salado 500 libras de lo que aseguraban era bacalao, y ya habían vendido más de 200.

“Hoy ya hubo más movimiento. Hasta el viernes al mediodía la gente busca el bacalao”, explicó Zamora. (I)

Detalles
EL COMERCIO

Cangrejos
Los vendedores de cangrejos en el mercado Caraguay pedían $ 40 por la plancha de 48 cangrejos. Cada atado se vendía a $ 10 y $ 12.

Pescado
En los puestos de mariscos se ofrecía la libra de bacalao hasta $ 7. La de corvina, a $ 3; la lisa, de $ 2,50 (la mediana) a $ 3 (la grande), y la libra de picudo, a $ 5.

Cuidado con el tráfico
Si va del norte puede tomar la avenida José Vicente Trujillo y girar hacia la calle H, junto a la parada Caraguay. Si va desde el sur puede tomar la avenida Domingo Comín y girar junto al alojamiento El Limonar hasta la calle Francisco Robles y de allí a la calle H.