JM News Portal - шаблон joomla Продвижение

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Una fiesta gastronómica se vivió en el tercer festival del ceviche de pescado con maní y aguacate más grande del mundo.

 

Desde las 03h00 de ayer veinte personas iniciaron a curtir los cinco quintales de pescado junto a los demás ingredientes, señaló Mauricio Castillo, propietario de la cevichería El Refugio, uno de los organizadores, quien agregó que al menos cuarenta personas trabajaban en el expendio del plato.

Ya a las 09h30 se vendió el primer ceviche, que fue puestó en una paila grande.
José Gutiérrez, de cevichería Pepe 3, fue el encargado de dar la apertura al evento, que se realiza por tercer año consecutivo y forma parte de las festividades de Jipijapa al cumplir los 195 años de independencia el próximo 15.
Decenas de personas llegaron a degustar este plato, que ocupó el tercer lugar en el concurso “huecas gastronómicas” que se realizó en Guayaquil en julio.
José Parrales fue uno de los asistentes. Llegó desde Guayaquil a visitar a su familia y aprovechó.
“Siempre que vengo acostumbro a probar este delicioso plato”, dijo Parrales.
Personajes de la televisión nacional como Andrés Jungbluth también estuvieron presentes en el festival. “Recibí la invitación y estoy acá aprovechando el feriado para relajarme y degustar el mejor ceviche”, dijo el presentador de noticias de Ecuavisa.
Dentro del evento se rindió homenaje a varias personas, quienes le dieron el toque especial del maní hace más de 30 años, por lo que familiares de estos personajes recibieron reconocimientos, al igual que los cinco organizadores del evento (Pepe 1, 2, 3, 4 y El Refugio).
Cerca del medio día la belleza invadió el festival con la presencia de las 22 candidatas a reina de Manabí, quienes aprovecharon la ocasión para presentarse al público y se robaron el aplauso de los asistentes
Pasadas las 13h30 el ceviche más grande se terminó, llegándose a expender alrededor de 2.550 ceviches, cuyo valor de cada tarrina fue de 3,50 dólares y los fondos recaudados serán para la labor social.