JM News Portal - шаблон joomla Продвижение

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Una de las tiendas virtuales más visitadas eliminó el costo de envío. Conozca a continuación los pormenores.

 

En los últimos años, la tradición estadounidense  del Black Friday ha tomado fuerza. Si bien los centros comerciales atraen una gran cantidad de público, las tiendas virtuales no se quedan atrás. Ahorrar tiempo, evitar las largas filas y conocer la opinión de otros usuarios son algunos de los beneficios de comprar en línea.

 

La mayoría de negocios virtuales le piden al usuario crear una cuenta para acceder a las promociones. El registro se puede hacer con un correo electrónico o Facebook.

 

Los beneficios dependen del tipo de membresía que se tenga. En el caso de Amazon, considerada’ la reina del negocio electrónico’, quienes tengan cuenta ‘Premium’ fueron informados sobre las ofertas desde el 21 de noviembre. La compañía anunció que, en Black Friday, no cobrará el costo de envío. En cuanto a reembolsos y devoluciones, las personas pueden solicitarlos hasta 30 días después de haber recibido la mercadería.

 

En este contexto, es importante tomar en cuenta ciertos criterios antes de comprar. Existen páginas web con una ventana destinada a Black Friday. Al dar ‘clic’, los productos deben tener el precio normal, el precio rebajado y el porcentaje de ahorro. De no ser así, lo más probable es que el artículo no esté en promoción, pese a estar en la sección del viernes negro.

 

 

Seguridad

Durante esta época son más comunes los robos digitales, por lo que, antes de comprar, se debe verificar que el url del sitio web empiece por ‘https://’ y que al lado tenga el símbolo de un candado.

 

Al hacer compras on-line es recomendable que sea desde una conexión segura. Tome en cuenta que al utilizar redes de wifi público, la probabilidad de ser víctima de robos de datos es más alta.

 

Días previos al viernes negro la estrategia de las compañías es aumentar los precios y hacer que el costo original parezca la oferta.

 

EL DATO

El Cyber Monday es el lunes siguiente al viernes negro y es el día en el que los minoristas en la Web aprovechan para vender sus productos. Para no caer en esto, se pueden utilizar aplicaciones como ‘Monitorizo’ o ‘Salva’, que le permiten a rastrear las verdaderas ofertas.  

 

Otra estrategia de las tiendas virtuales es introducir publicidad que anuncia que un producto se está agotando, con la finalidad de que el usuario no lo piense mucho y haga la compra. Para evitarlo, al abrir la computadora, hay que buscar el ícono de incógnito (Shift+Ctrl+N). 

 

Lo que permite proteger, en mayor porcentaje, la privacidad del usuario y el exceso de anuncios al navegar.

 

Una vez realizada la compra, se deben crear respaldos de la documentación. E-mails, facturas e inclusive capturas de pantalla. Lo que permitirá realizar reclamos, pedir devoluciones o hacer una denuncia en el caso de no recibir la mercadería. (AVV)

 

Un poco de historia

° El primer uso del término ‘Black Friday’ se dio, no para referirse a las compras de Navidad, sino en relación a una crisis económica: el viernes 24 de septiembre de 1869. En aquella fecha, dos implacables financieros de Wall Street, Jay Gould y Jim Fisk, tras un intenso trabajo por conseguir grandes beneficios, fracasaron en su empeño y el mercado entró en bancarrota. Por ello, se nombró a ese día como el viernes negro.

 

Otra de las historias que acompañan al término ‘Black Friday’ tiene que ver con el papel de los pequeños comercios en el mercado. La tradición cuenta que, tras un año entero de pérdidas (es decir, números rojos), por fin, tras el día de Acción de Gracias, llegaba la época navideña, día a partir del cual comenzaban los beneficios, y con ellos, en lugar de números rojos, se producían ‘números negros’.

 

Otros afirman que su origen se remonta al 19 de noviembre de 1975, día en el que el New York Times acuñó por primera vez el adjetivo de ‘negro’ para referirse al desbarajuste del tránsito y el caos que se había dado en la ciudad de Nueva York en aquel año, debido a los descuentos del día posterior a Acción de Gracias. (canalhistoria.es).