JM News Portal - шаблон joomla Продвижение

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Una baja de los precios de los autos europeos como consecuencia del acuerdo comercial con la Unión Europea (UE) no será visible de manera inmediata. Esto, porque la desgravación será paulatina, pero además porque dichos aranceles son solo una parte frente a la “importante carga de impuestos” que tiene este sector.

Ese es el criterio de Genaro Baldeón, presidente de la Asociación de Empresas Automotrices del Ecuador (Aeade).

Es que los autos importados deben pagar una serie de tributos como el ICE y el IVA que generan un incremento de los precios de venta al público, comentó Baldeón.

Pese a ello, para el ejecutivo, el Acuerdo trae otro tipo de ventajas como la mayor variedad de productos, así como la posibilidad de inversión de empresas que ensamblarán en el país y esto, a su vez, generará oportunidades para autopartistas nacionales.

Según Diego Galindo, gerente comercial de Álvarez Barba, que comercializa marcas como BMW, Porche y Mini, los clientes ya muestran mayor interés en autos europeos; aunque coincide con Baldeón en que los precios bajarán de una manera más visible en unos tres años.

Baldeón comentó que la venta de autos europeos representa un 2% de todo el mercado, pero que tras la vigencia del Acuerdo esta cifra podría incrementarse, aunque aún no tienen una proyección de las ventas.

En ese escenario, para el 6 y 7 de mayo se prepara una feria denominada Euro Show 2017, organizada por la Aeade y las Cámaras Europeas del Ecuador (Eurocámaras). En este evento se buscará visibilizar al menos 12 marcas que son producidas en Europa, su tecnología y condiciones de seguridad. Entre ellas estarán Audi, Citroen, Peugeot, DS, Volvo, Nissan, Renault, Fiat, BMW, Porsche, Mini, BMW Motorrad, Vespa y Mercedes Benz.

Según Galindo, durante la feria habrá sorpresas como modelos nuevos y autos de introducción más económicos, otros de tipo 4x4 y deportivos.

Baldeón explicó que el mercado de autos se contrajo en el 2016 a cifras del 2004. Por ello aclaró que no ha habido un repunte del mercado de autos que llegó a vender 63.500 unidades en el 2016, cuando en 2011 vendían 140.000.

Para este año, se espera vender 73.000 unidades, una cifra inferior a la del 2015 (80.000).

En el sector de ensambladores, el empresario David Molina también opinó que aunque se espera vender más unidades ensambladas, no será mayor al promedio de los dos últimos años, que fueron los más bajos de la década.

Fuente El universo.com