JM News Portal - шаблон joomla Продвижение

Con la inflación anual de mayo que fue de -1,01% Ecuador acumula nueve meses consecutivos de inflaciones negativas anuales. La mensual de mayo también fue negativa y registró -0,18%. Con base en la teoría económica más tradicional, el país estaría en un proceso de deflación, cuando se registra caída de precios por al menos uno o dos trimestres.

 

Pero nuestra economía muestra otros factores que estarían alejados de un escenario típico de deflación. Y hay diversas miradas sobre el fenómeno de estas inflaciones negativas.

 

Para Jaime Carrera, del Observatorio de la Política Fiscal, lo que se vive es una deflación y explica que la liquidez ha bajado y el Estado ya no puede seguir alimentando con dólares la economía, pues ha superado el límite de préstamos. Por ello, todos los agentes económicos se están adaptando a la poca liquidez. La baja demanda hace que las empresas no puedan vender y traten de bajar costos para ser más competitivos: “Se vive una adaptación del sector empresarial y económico a las nuevas condiciones”.

 

Con menor venta, la economía terminaría estancándose, dice, a la par que las ventas importantes de esos meses ha sido por el endeudamiento estatal que puso dólares a la economía, pero el efecto va bajando.

 

Para Walter Spurrier, en cambio, no existe dicha deflación. La caída de los precios en Ecuador se limita a los bienes transables importados, que llegan a precios más competitivos. Así, algunos de los bienes transables importados baratos obligan a los nacionales a bajar de precio. Por ejemplo, los bienes comestibles (como hortalizas, legumbres y frutas) deben ajustarse a los precios de los que llegan desde el exterior.

 

Agrega que no hay una de las características claras de una deflación, que es el colapso de la demanda y esto no ha ocurrido. Pero además los bienes no transables, que no tienen competencia externa, como los alquileres o servicios como los médicos, continúan subiendo.

 

Según el Banco Central Europeo, “la presencia de tasas de inflación negativa puede ser coherente con el normal funcionamiento de una unión monetaria (...), pueden ser síntoma de ajuste de los precios relativos”. Para Spurrier, la caída de precios sería conveniente, ya que significaría que las empresas están avanzando en la recuperación de la competitividad.

 

 

En el mercado de Iñaquito, Teresa Jaya, quien tiene veinte años su puesto de frutas, concuerda en que ha habido una serie de productos que han bajado, sobre todo desde que las salvaguardias se quitaron para frutas importadas. Otros han bajado porque hay más producción, por ejemplo, la naranja. Pese a ello, cuenta que las ventas no son como antes y tienen mucha competencia desleal de vendedores ambulantes, por lo que pide control.

 

Oferta de vehículos

 

Otro ejemplo de precios a la baja, pero de buena demanda, es en el área automotriz. Según el INEC, el sector vehículos es uno de los que más se redujeron en mayo con -0,60%.

 

El presidente de la Asociación de Empresas Automotrices del Ecuador, Genaro Baldeón, dice que se está viviendo en el sector un efecto de baja de precios, a la par que existe una recuperación de la demanda. Hay mayor oferta de vehículos derivada de la eliminación de salvaguardias y de cupos y del acuerdo con la Unión Europea. Y quien ha ganado, indica, ha sido el consumidor. Vía promociones es atraído por ofertas. Por ejemplo, un auto que costaba $ 20.883 en el 2016, este año estaría en $ 19.500; y un SUV que estaba en $ 36.281 ahora llega a $ 33.761.

 

Un fenómeno ocurrido en el sector, y que posiblemente se está replicando en otros, dice Baldeón, es que con una mayor venta por volumen se pueden cubrir los costos de la operación de mejor manera.

 

En el sector de productos muebles y artículos del hogar también se siente una baja, según el INEC. El Día de la Madre generó varias promociones.

 

En el almacén Novicompu, que importa computadores, muebles, televisores y otros, se pueden ver varios letreros con ofertas. Los encargados comentaron que están vendiendo más que el año pasado.

 

Para ellos, el éxito de sus ventas es que han diversificado sus productos y tratan de dar al mejor precio y ganar por volumen. Es importante que los empresarios entiendan que hay que ajustar los precios para ser más competitivos, dicen.