JM News Portal - шаблон joomla Продвижение

Es muy común encontrar el palo santo o madera sagrada en tiendas de productos naturistas y en los mercados. Este producto fue utilizado por antiguas culturas prehispánicas, curanderos y shamanes andinos y amazónicos durante los rituales de limpieza y purificación.

 

El origen del palo santo es muy antiguo, los sabios incas lo utilizaban en sus eventos religiosos-espirituales como herramienta para atraer la buena suerte, alejar cualquier signo de negatividad y para conseguir una mejor comunicación espiritual con los dioses.

 

En tanto que sus pobladores lo empleaban para mejorar el estado de ánimo y también como energía para renovar espacios y ambientes. 

 

 Objeto. El palo santo es parte del tronco del árbol del mismo nombre, que debidamente secado, se quema con facilidad y despide un agradable olor.

Distintos usos

El árbol de palo santo mide alrededor de 18 metros de altura, crece en los bosques amazónicos de Ecuador, Perú, Bolivia y Brasil. Es muy importante para la población indígena, pues está presente en el ritual de matrimonio. La tradición es que la pareja debe plantar un árbol en ausencia de testigos para unir sus destinos por la eternidad.

 

También se lo utilizaba para encender fuegos sagrados en las conmemoraciones, para proteger y armonizar las casas y en los sitios de trabajo.

 

Los Lengua-Maskoy (pueblo indígena de Paraguay) tienen la creencia de que una fogata hecha con la madera del palo santo evita que los espíritus maléficos se acerquen a las viviendas. Esto debido a la particular claridad de las llamas que surgen cuando esta madera se encuentra encendida.

 

Los Tobas, habitantes originarios de la región del Chaco (Argentina), usan el palo santo en sus ceremonias de fuego llamadas Nareg, para limpiar las energías negativas, maldiciones de generaciones previas, romper con patrones de vida erróneos y contrarrestar los efectos de la magia de los brujos.

 

 EMPRENDIMIENTO. Un grupo de mujeres aprovecha el fruto del palo santo para extraer sus aceites esenciales.

Aroma potente

El palo santo tiene un aroma intenso, penetrante y sobre todo calmante. El toque cítrico y dulce se lo siente cuando el humo, producto de la quema, se dispersa y a su paso limpia y purifica el ambiente.

 

Pero no solo es el buen aroma que deja en el ambiente por lo que se lo utiliza, sino también porque su uso se encamina hacia lo sagrado e ‘indescriptible’, impregnando en el ambiente una sensación de armonía, paz y tranquilidad.