JM News Portal - шаблон joomla Продвижение

La sesión por los 198 años de independencia de Guayaquil de este martes fue el último gran acto que presidió Jaime Nebot Saadi como alcalde de la ciudad, quien no puede optar por una reelección, pero que ya anunció a quien podría ser su sucesora, su coidearia Cynthia Viteri, quien fue ovacionada esta tarde.

 

Su último discurso en una fiesta octubrina lo inició recordando las 19 veces que como alcalde celebró esta fecha y el tiempo empleado en la defensa de la libertad e independencia. Nebot recordó que la lucha por la democracia y la libertad es dura, pero instó a no abandonarla y continuarla con lucidez, visión, liderazgo y el “endiablado coraje como caracteriza a los guayaquileños”.

 

Tras hacer un breve repaso por las 342 obras que se licitan o que están en ejecución, como la Aerovía, el dragado, el sistema de alcantarillado, y otras, el alcalde destacó los avances de la tecnología, pero consideró que tiene que ligarse a la ética y regulación de carácter legal. Dijo que los dueños de los datos serán los dominantes del mundo y por eso, para evitar que el poder se concentre, hay que regular la propiedad de los datos.

 

Situación política del Ecuador

El alcalde se adentró en la problemática del país. Dirigiéndose al presidente Lenín Moreno señaló que los ecuatorianos habían recibido del anterior gobierno un país destruido, con una deuda cuantiosa, desconfianza y costos que dificultan la inversión y crecimiento. “Son situaciones que deben revertirse y rápido”, indicó.

 

Dio pautas para tratar de salir de ese escenario con una reducción del gasto público, austeridad, recuperación de la liquidez, equilibrio en costos y relaciones laborales para la empresa privada y confianza para atraer la inversión.

 

Puso especial énfasis en los altos intereses en los que se financiaron obras anteriores, especialmente con créditos de China. Expuso que no se puede tratar como un acreedor normal a China.

 

Futuro de la tecnología

Uno de los puntos que llamó la atención en el discurso del alcalde fue su nivel de preocupación sobre el desarrollo de la tecnología y su influencia en la humanidad. Hizo referencia al desarrollo y los peligros que conlleva la inteligencia artificial (AI) -un tema que en su tiempo también trató el fallecido científico Stephen Hawking-, sobre lo que dijo que si no se invierte en la misma cantidad de dinero y tiempo, tanto en la inteligencia natural como en la artificial, entonces habrá dependencia y no libertad.

 

“Tenemos que pasar a la vanguardia y meditar sobre ciertas circunstancias que puedan afectar la vigencia real y justa de estos valores, tanto a nivel mundial como nacional. La infotecnología nos enfrenta al mayor desafío que la humanidad haya conocido. No debemos permitir que ante el vertiginoso avance de la inteligencia artificial, la inteligencia natural se convierta en atraso y estupidez”, indicó el alcalde.

 

Nebot dijo que en la actualidad la 'igualdad o la desigualdad' entre las personas ya no se relacionan con la cantidad de tierra o bienes de producción que son de su propiedad, sino que en plena era tecnológica, el tema se centra en la propiedad de los datos.

 

“Sigo sosteniendo en que la tecnología debe estar vinculada a la ética y a la ley. En caso contrario, el futuro de la humanidad puede ser el que preocupaba a Albert Einstein: ‘No sé qué armas se usarán en la Tercera Guerra Mundial, pero sí puedo decirles cuáles se usarán en la cuarta: las piedras’. Ya es hora de que el siglo XXI no esté solo en nuestro calendario, sino en nuestras mentes y acciones”.

 

Elecciones de 2019

En el último tramo de su discurso de 30 minutos, Nebot habló abiertamente de las elecciones seccionales del próximo año, con un llamado a los políticos. Reconoció que en el mundo actual la búsqueda de la libertad y el progreso colectivo pertenece a las grandes corrientes ciudadanas y el desafío de los partidos es complementar la visión para resolver los problemas ciudadanos.

 

“El pueblo no quiere ser usado, sino representado”, manifestó, en un discurso en el que en ocasiones se escuchó, entre el público, ‘Nebot presidente’.

 

“¿Qué quieren los electores?”, preguntó. Y enseguida señaló que aunque no es competencia de las alcaldías y prefecturas, la gente quiere que luchen por la seguridad, atraigan inversión para generar empleo, que expandan el turismo, planes de viviendas...

 

 

“Eso es lo que hay que hacer, si se ha hecho en Guayaquil, por qué no se puede hacer en el resto del país, esto no es magia ni milagro, es conocimiento, seriedad”, indicó.

 

Señaló que a todos corresponde convertir el país, que otros dejaron destruido, en un país próspero y unido.

 

Y al final dejó un mensaje a los guayaquileños, a los ecuatorianos: “Sigan transitando de pie, no de rodillas... ¡ecuatorianos a la carga, rescatemos la patria, siempre se ha podido y siempre se podrá!”.

 

Antes del discurso, la Asamblea entregó un acuerdo al Cuerpo de Bomberos. Y el Concejo otorgó preseas, como reconocimiento cívico, a Inge Brückmann, Doménica Tabacchi, Roberto Gilbert, Leopoldo Baquerizo, Laura María Noroña Vinueza y Radio Sucre. (I)

 

“La lucha por la prosperidad colectiva, por una elevada autoestima, por la democracia total y la libertad verdadera es dura” 

Jaime Nebot, alcalde de Guayaquil