JM News Portal - шаблон joomla Продвижение

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

La madrugada de ayer, el exministro de Inclusión Económica y Social (MIES), Iván Espinel, fue detenido en un operativo que incluyó, además, el allanamiento de su domicilio ubicado en una urbanización de la avenida Samborondón (Guayas).

 

Inicialmente fue trasladado a la Unidad Judicial del Albán Borja, donde se le tomó su versión; luego pasó a la Unidad Judicial Multicompetente de Samborondón, donde se instaló la audiencia de formulación de cargos a las 14:20.

 

En el operativo, que fue desarrollado por agentes de la Unidad de Lavado de Activos de la Fiscalía junto con la Policía, también fue detenido Walter A., exfuncionario del MIES.

 

El abogado de Espinel, Kléver Sigüenza, dijo que estaba preocupado por “la delicada” situación de salud de su cliente ya que sufre de gastritis.

 

El excandidato presidencial por Fuerza Compromiso Social ya está siendo procesado por supuesto peculado con base en informes que la Contraloría realizó a los convenios suscritos entre el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) y las clínicas privadas.

 

La jueza multicompetente de Samborondón, Paola Dávila, ordenó anoche la prisión preventiva de Espinel y Walter A. por el presunto delito de lavado de activos. El argumento de la Fiscalía de la presunción del delito es que dentro de investigación realizada a Espinel del 2010 al 2016 presenta inusuales e injustificados ingresos.

 

Al final de la audiencia un grupo de periodistas fue retenido cerca de 15 minutos por disposición de la jueza ante la difusión de un tuit cuando se realizaba la audiencia. (I)

 

Operativo

Investigación

 

Computadoras

Según el abogado de Iván Espinel, Kléver Sigüenza, en el allanamiento los agentes se llevaron 2 computadoras portátiles del exfuncionario.

 

Gobierno

La vicepresidenta María Alejandra Vicuña dijo ayer no conocer detalles del caso, pero señaló que el Gobierno impulsa una “verdadera revolución ética” y que “no persigue a nadie”.