JM News Portal - шаблон joomla Продвижение

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Al perder la condición de vicepresidente,  ya no podrá atender a la prensa.

 

La ministra de Justicia, Rosana Alvarado, niega que el ahora exvicepresidente Jorge Glas tenga algún tipo de privilegios en la cárcel cuatro de Quito y que las autorizaciones que se dieron para que reciba a la prensa, fue porque se consideró importante en ese momento.

 

De esa manera contestó la funcionaria a los cuestionamientos que hizo el fiscal general Carlos Baca Mancheno, a las facilidades que ha tenido el procesado Jorge Glas para recibir a la prensa, mientras se ha mantenido como persona privada de la libertad y a cargo del Ministerio de Justicia.

 

En una entrevista concedida a Radio Visión, el día de ayer, Baca Mancheno dijo que le ha sorprendido y le sorprende que una persona procesada reciba medios de comunicación.

 

“Si no es un privilegio, por lo menos a mí me parece un poco irregular, porque entonces también deberían ponerle los micrófonos a Galo Lara o a otros detenidos”, dijo el Fiscal, no sin antes agregar que también deberían llevarle a la CNN para que lo entrevisten.

 

Condiciones diferentes

La respuesta de la ministra Rosana Alvarado fue categórica. “No se trata de privilegios ni cosa parecida”. Que las entrevistas han sido en la medida que se trataba del vicepresidente de la República, pero en este momento las condiciones han cambiado, ya no es el Vicepresidente.

 

Dijo que era la propia prensa la que estaba interesada en hacerle las entrevistas a Jorge Glas y que aquello no es ni un privilegio ni un derecho que puede llegar a tener una persona privada de la libertad. Pero, en su cargo de Vicepresidente de la República hasta el sábado de la semana pasada, se consideró que sí era importante autorizar el ingreso de la prensa, sí él así lo aceptaba, como en efecto lo hizo.

 

No es único caso

Rosana Alvarado dedujo que no es el único caso en que una persona privada de la libertad ha sido entrevistada.  Hay muchas solicitudes de la prensa que se recibe con frecuencia para entrevistar a las personas privadas de la libertad y en esa situación el ministerio tiene que, en primer lugar, revisar sí la persona desea o no dar la entrevista y luego determinar si esa entrevista es importante para la ciudadanía.

 

Manifestó además que la Cárcel 4 de Quito ya no puede ser considerada un privilegio para nadie, por el gran hacinamiento de presos que hay en este momento, que ha rebasado casi en un 100% de su capacidad.

 

 

 

¿Será llevado a otro lugar? 

° Cuando se le preguntó sobre si Jorge Glas permanecerá en la Cárcel de El Condado, la ministra de Justicia, Rosana Alvarado, respondió que no sabía si el detenido seguirá en este lugar o si será trasladado a otro sitio.

 

Esto dependía, agregó, de los informes de seguridad penitenciaria, para precautelar la seguridad e integridad del interno.