JM News Portal - шаблон joomla Продвижение

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

La acusación de asociación ilícita en el caso Odebrecht para el vicepresidente Jorge Glas es 'pura persecución política', según la visión del exmandatario ecuatoriano Rafael Correa.

 

 

Entrevistado en el medio Russia Today, el expresidente que vive en Bélgica a casi 10 mil kilómetros de distancia de Ecuador, cree que el objetivo estratégico es apoderarse de la vicepresidencia.

 

"Le pasa algo a Lenín Moreno, que tiene una salud muy frágil, ¿quién es el presidente de la República? Y se les acabó la fiesta", afirma Correa en referencia a que Glas debería ser quien asuma la primera magistratura. "Por eso no han reparado en destruir la honra de un hombre honesto", dice en referencia a su coideario Jorge Glas, de quien dice que "se lo intenta humillar, la prisión preventiva es un abuso de la justicia".

 

Correa va más allá y cree que el objetivo es destruirlo a él. "No se atreven a enfrentarme en las urnas", dice al denunciar al secretario de la presidencia Eduardo Mangas y a Gustavo Larrea, otro exfuncionario de su gobierno, como quienes efectúan presión sobre el fiscal general, sobre la Procuraduría y hasta sobre jueces en el caso que se investiga sobre corrupción en los sectores petroleros.

 

Glas, en prisión desde el pasado 2 de octubre acusado en el caso de sobornos de la constructora brasileña Norberto Odebrecht, no ha renunciado a su cargo, pero el presidente Lenín Moreno encargó la vicepresidencia a María Alejandra Vicuña, mientras Glas enfrenta el proceso judicial.