JM News Portal - шаблон joomla Продвижение

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

El Concejo Municipal del Distrito Metropolitano de Quito, con doce votos a favor y nueve en contra, rechazó la iniciativa antitaurina presentada por un pequeño grupo de animalistas, que pretende afectar las tradiciones del pueblo quiteño como son las corridas de toros, peleas de gallos y otros.

El pleno del Concejo del Municipio de Quito rechazó la Iniciativa Antitaurina. El grupo de animalistas pretendía reformar a la actual ordenanza municipal 127 para que se prohíban las corridas de toros, las peleas de gallos, las peleas entre animales y entre animales y humanos, además de los circos en lel Distrito Mertropolitano de Quito.

Debemos reconocer que miles de personas dependen directamente de los ingresos que se generan por esta clase de espectáculos. En el caso de las corridas de toros en la consulta del 2.008 se consiguió la mutilación de la interidad de la misma, es decir que el último tercio de la lidia no se pueda llevar a cabo en público, es decir matar al animal en la arena, pero si se lo hacía en el interior de la plaza, ese fue lo que se consiguió con la regunta ocho de la consulta popular.

En el caso de los galleros, un grupo importante de la población tiene esta actividad como un medio de vida y como diversión, cerca de 200 galleras existen en el Distrito Metropolitano de Quito.

Este capricho de los "defensores de animales" pretendia afectar a miles de ciudadanos y a sus ingresos, y quiere que los animales no sean usados ni siquiera entre otras cosas ridúlas, que no se cabalguen a caballos, ni se use perros en espectáculos ni como peros policiales y otra clase de pretensiones verdaderamente sin razón ni sentido que el Concejo tuvo el acierto de rechazarlas.

Con esta negativa, la agrupación proponente, pretende ahora la recolección de firmas para someter el proyecto a consulta popular. Que esta vez no tendrá la influencia que tuvo la anterior al usarse como distractor y empaquetarle con varias otras preguntas importantes que llevaron a la confuión de la ciudadanía.