JM News Portal - шаблон joomla Продвижение

Una zona aislada y con vistas espectaculares en la isla australiana de Tasmania, Cabo Grim, sirve de referencia internacional para el aire más puro. 

 

“Nuestro trabajo es encontrar el aire más puro del mundo y medir su tasa de contaminación”, explica a la AFP Sam Cleland, el responsable de la estación de análisis de la calidad del aire de cabo Grim, situada en lo alto de un acantilado.

 

El aislamiento del centro hace que sea un lugar perfecto para recoger lo que muchos consideran como el aire más puro de la Tierra, resguardado de los gases de escape y del humo de las industrias.

 

Cuando llegan los vientos del suroeste, llevan sobrevolando el mar desde hace días, o semanas, y provienen de la Antártida. Es en ese momento que Sam Cleland y su equipo toman muestras de nitrógeno, oxígeno y otros componentes del aire.

 

Para ello utilizan un sistema de tubos pulidos con láser y una serie de instrumentos de medida ultrasensibles.

 

Su material es tan preciso que los trayectos de los vehículos de los transportistas procedentes de la ciudad más cercana, a una hora por carretera, son registrados para evitar falsear los datos recopilados.

 

Con este entorno casi impoluto, los vecinos de la península del cabo Grim intentan atraer a los visitantes. Para vender la carne local, por ejemplo, se ponen de relieve los estudios científicos sobre la calidad del aire. 

 

El número creciente de parques eólicos y de turistas que vienen para respirar mejor parece demostrar que la reputación del lugar se está consolidando.