JM News Portal - шаблон joomla Продвижение

La cumbre del G20 marcada por la tensión en varios escenarios arranca hoy en Argentina, donde 11 de los 44 millones de habitantes son pobres y el Gobierno se ha visto obligado a recurrir a un préstamo de 56 mil millones dólares para enfrentar la severa crisis.

 

El presidente de EE.UU., Donald Trump, figura como el gran protagonista. Se espera que la atención se centre en la guerra comercial entre EE.UU. y China, el conflicto entre Rusia y Ucrania y un nuevo acuerdo comercial norteamericano.

 

La reunión podría ser un momento definitorio para el Grupo de los 20, dijo Thomas Bernes, del Centro para la Innovación de Gobierno Internacional. “La cumbre... corre el riesgo de caer en el desorden, ya que la cumbre se ve opacada por temas que no están en la agenda, como la guerra comercial de EE.UU. y China, la agresión de Rusia contra Ucrania y la presencia del príncipe heredero saudita ”, dijo Bernes.

 

Trump canceló una cita prevista para mañana con el líder ruso Vladimir Putin, citando el decomiso de navíos ucranianos por parte de Rusia.

 

Donald Trump cancela su reunión con Vladimir Putin en el G20 en Argentina

Mientras, la polémica rodeaba al príncipe saudí, acusado de crímenes de guerra en Yemen y del asesinato del periodista Jamal Khashoggi.

 

La reunión entre Trump y su par chino Xi Xinping domina la atención de la cita que reúne a economías desarrolladas y emergentes desde 2008.

 

 

Trump también se encontrará con el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, con quien negocia un acuerdo comercial.

 

El tiempo corre para que EE.UU. incremente nuevamente sus aranceles a las importaciones desde China.

 

Los expertos no esperan que el encuentro Trump-Xi acabe con las tensiones entre las dos mayores economías del planeta. Pero estiman que será una buena señal de cara al futuro.

 

“Con el incremento previsto de aranceles de 10 a 25% el 1 de enero sobre 200.000 millones de dólares de importaciones (de Estados Unidos) desde China, esta puede ser la última oportunidad de actuar” al menos de un “cese el fuego”, estimó Wendy Cutler, exnegociadora comercial norteamericana y vicepresidenta del centro de estudios Asia Society Policy Institute de Washington.

 

EE.UU. hará un movimiento comercial significativo en el marco de esta cumbre, al firmar el nuevo tratado comercial con México y Canadá.

 

Trump también deberá medir fuerzas con el presidente de Francia, Emmanuel Macron, quien pretende incluir en los primeros puntos de la agenda del G20 el calentamiento global, antes de la cumbre del climática en Polonia.

 

No hay que esconder la gravedad de la situación, lo que se arriesga es el bloqueo de los foros multilaterales como el G20 alrededor de los dos desafíos mayores del mundo actual que son también los principales puntos de crispación: el clima y el comercio”. Emmanuel Macron, presidente de Francia

 

El republicano, un feroz detractor del concepto de cambio climático, retiró a su país de los acuerdos ambientales de París en junio de 2017.

 

El presidente Mauricio Macri, cuyo país ostenta la presidencia del G20, apuesta a esta cumbre para revitalizar la imagen internacional de Argentina. La economía argentina no despega, los problemas de empleo no se solucionan, la pobreza y la inseguridad azotan la imagen del Gobierno.