JM News Portal - шаблон joomla Продвижение

La confidente de la expresidenta de Corea del Sur Park Geun-hye, figura clave del escándalo de corrupción que precipitó su caída en marzo de 2017, fue condenada el martes a 20 años de cárcel.

 

Choi Soon-sil, de 61 años, es la hija de un misterioso jefe religioso. Durante décadas fue una amiga muy cercana de Park, al punto de que los medios surcoreanos la apodaron "Rasputina", por su enorme influencia en el gobierno de la exmandataria.

 

Durante el escándalo que estalló en 2016 en la cuarta economía de Asia, su nombre pasó a las primeras planas acusada de varios casos de sobornos a empresas e instituciones. Masivas manifestaciones pidiendo la renuncia de la presidenta llevaron a su caída definitiva el año pasado.

 

Choi fue acusada de confabularse con Park para extorsionar por millones de dólares a las grandes empresas de Corea del Sur. También fue acusada de utilizar sus habilidades en conseguir contactos en las altas esferas con el fin de entrometerse en asuntos de Estado.

 

El tribunal del distrito central de Seúl la declaró culpable de abuso de poder, corrupción e interferencia política.

 

El juez Kim Se-yoon consideró que la acusada sacó provecho "de sus lazos personales de larga data" con la exjefa de Estado para obligar a los grandes grupos a desembolsar fondos para fundaciones bajo su control.

 

En total, Choi Soon-sil aceptó 14.000 millones de wons (10,5 millones de euros, 12,9 millones de dólares) por parte de Samsung, que es el primer grupo empresarial surcoreano, y de Lotte, un gigante en la venta minorista. Además "se involucró en gran medida en los asuntos de Estado", precisó el juez.