JM News Portal - шаблон joomla Продвижение

El envío de una flotilla de EEUU liderada por el portaaviones USS Carl Vinson a las inmediaciones de Corea del Norte no sólo ha acelerado la escalada de tensión que se registra en la Península asiática sino que se ha convertido por primera vez en motivo de crítica hacia Washington.

 

Por parte de uno de los principales favoritos a convertirse en el próximo presidente de Corea del Sur.

El mensaje que pretendía enviar Donald Trump al movilizar a esta flota no ha pasado desapercibido ni siquiera para el destinatario de su última arremetida, Damasco, cuyo presidente envió un mensaje de felicitación a Kim Jong Un con motivo de su quinto aniversario en el poder en el que le decía que los "dos países estaban manteniendo una guerra contra las ambiciones salvajes de grandes potencias que pretenden imponer su política expansionista y de dominación a todas las naciones, y negarles el derecho a la autodeterminación", según informó la agencia norcoreana KCNA.

Pyongyang replicó al gesto norteamericano en su tono habitual y un portavoz del ministerio de Exteriores dijo que el país estaba "preparado para responder fuera cual fuese el tipo de guerra elegido por EEUU, que será responsable de las catastróficas consecuencias".

Los intercambios de signos y amenazas entre Washington y Pyongyang han provocado una alarma general en la región ante la posibilidad de que esta dinámica abandone un curso previsible.

En Corea del Sur, el presidente en ejercicio, Hwang Kyo-ahn, pidió "calma" pero reconoció su preocupación ante la hipótesis de que Pyongyang realice un nuevo ensayo nuclear coincidiendo con las destacadas fechas que conmemora en estos días. El próximo día 15 recuerda el 105 cumpleaños del primer líder del país, Kim Il Sung -el llamado Día del Sol- y el 25 festeja la jornada en la que se fundó el ejército norcoreano.

Esa es una posibilidad sobre la que llevan semanas alertado numerosos expertos a tenor de la inusual actividad que han registrado los satélites que vigilan los movimientos en las instalaciones de Corea del Norte donde se realizan este tipo de explosiones.

Pyongyang también recordó hoy el quinto aniversario del nombramiento de Kim Jong Un como secretario del partido gobernante de Corea del Norte, una decisión que concluía el traspaso de poderes que afrontó la nación asiática tras la muerte en diciembre de 2011 de su padre, Kim Jong Il.

Durante la jornada se llevó a cabo la reunión anual de la Asamblea Suprema del Pueblo, el parlamento local, que se limita a ratificar las decisiones del liderazgo, lo que congregó a cientos de delegados de todo el país en la capital norcoreana. "Es posible que Corea del Norte protagonicé una provocación aún mayor con una prueba atómica coincidiendo con estos aniversario", aseveró Hwang.

La enésima crisis se ha convertido en uno de los asuntos centrales de la campaña presidencial que se desarrolla en Corea del Sur y el todavía favorito de las encuestas, el aspirante izquierdista Moon Jae-In, advirtió que si resulta elegido impedirá que "el destino de la Península de Corea sea decido por otros países", exigiendo el refrendo del gobierno surcoreana para que cualquier decisión respecto a Corea del Norte.

"Tenemos que dirigir nosotros los esfuerzos para resolver los problemas de la Península y nuestros aliados, incluido EEUU, deberían adoptar un papel de apoyo a nuestro liderazgo" y no al revés, aseveró Moon, en unas declaraciones que anticipan una nueva problemática para Donald Trump si este ex abogado y activista pro derechos humanos gana los comicios del próximo mes de mayo.

El candidato del Partido Liberal Democrático se ha manifestado en repetidas ocasiones a favor de una política respecto a Pyongyang diametralmente opuesta a la que defiende Trump, al defender la reapertura del diálogo, expresar su disposición a entrevistase con Kim Jong Un y cuestionar el despliegue del escudo anti misiles THAAD en Corea del Sur.

La aproximación del USS Carl Vinson tras el ataque contra Siria ha desatado un auténtico frenesí alarmista en las redes sociales surcoreanas y la bajada de las bolsas locales. "El pánico comienza a expandirse", titulaba este martes el diario Joong Ang su editorial, mientras que el The Korea Times ya se preguntaba si "Estallará la segunda guerra de Corea" en alusión al conflicto de la década de los 50.

Los principales dirigentes surcoreanos han tenido que pronunciarse públicamente para intentar frenar esta psicosis colectiva y un portavoz del ministerio de Defensa explicó que EEUU no adoptaría ninguna iniciativa bélica sin mantener una "estrecha coordinación" con Seúl.

"Queremos pedir precaución para no dejarse cegar por las exageraciones sobre la situación de seguridad en la Península coreana", agregó Moon Sang-Kyun, el representante de ese departamento.

El mismo estado de ánimo se propagó hasta Japón, donde el diario Mainichi citaba a portavoces no identificados del gobierno local que decían que "si Trump piensa que puede silenciar a Corea del Norte con un ataque rápido, Japón tiene que explicarle que la situación es diferente a lo que ocurre en Siria".

Corea del Norte amenaza a Estados Unidos

Fuente elmundo.es