JM News Portal - шаблон joomla Продвижение

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

El SUV de dos puertas, que llegó a nuestro país a comienzos de la década del ochenta, volverá al ruedo en 2020. Se producirá en Michigan, Estados Unidos, junto con la Ranger.

 

Desde hace un tiempo se corría el rumor que uno de los sport utilities más representativos de Ford en Estados Unidos volvería a la vida. Se trata del Bronco, que fue fabricado durante treinta años (desde 1966 hasta 1996) a través de cinco generaciones, siempre conservando una silueta de dos puertas, carrocería corta, techo desmontable y excelentes aptitudes todoterreno. Según confirmaron fuentes cercanas a la marca, el nuevo Bronco debería salir de la línea de montaje a partir de 2020, dos años después que en la misma planta comience la producción de la pick-up Ranger.

La información suministrada hasta el momento se conoció casi por accidente, debido a la confirmación de la mudanza de la producción de los Focus y C-Max desde la factoría de Michigan, Estados Unidos, hacia México. Actualmente la planta del país del norte produce estos dos automóviles, y cuenta con 8.500 empleados. Producir una pick-up le sería más redituable, motivo por el que Ford planea devolver al mercado dos productos bien conocidos.

Desde 2018, la Ranger retomará la producción en EE.UU. (se dejó de fabricar en 2011) y la Bronco llegará un par de años después para complementar la capacidad de la planta. En el terreno de las especulaciones entran a jugar varios aspectos, entre ellos el formato que adoptará la definitiva Bronco de producción, que conservará la plataforma de la Ranger, aunque con un largo total disminuido.

Por concepción, utilizará sistema de tracción con reductora, al igual que un chasis de largueros. Sería así un competidor directo para el Jeep Wrangler, aunque se desconoce si su aspecto exterior ganará adeptos retro (como la de la imagen recreada digitalmente), o simplemente conservará el aspecto de la Ranger con menores dimensiones.

En sus comienzos, la Bronco, por sus características técnicas y de imagen fue considerada como el Land Rover Defender norteamericano, con la diferencia que sus motores eran potentes nafteros de ocho cilindros en V. Con los años fue ganando equipamiento de confort, y su línea se emparentó a las de las pick-up de la serie F. La llegada de los SUV de tamaño medio, como el Explorer, la condenaron. Pero hoy todo indica que puede tener buena recepción. Para motorizarla, los que mejores chances tienen son los impulsores V6 Ecoboost. Los V8 están descartados.

perfil.com