JM News Portal - шаблон joomla Продвижение

El gigante japonés de la electrónica Sony celebra el año del perro con una nueva versión de su can robot, dotado de los últimos adelantos de inteligencia artificial y acceso a internet.

 

El nuevo perro "Aibo" de Sony es una mascota color blanco marfil de 30 centímetros con orejas negras y cola movediza. Tiene la capacidad de mover los ojos para expresar emociones.

 

Tiene varios sensores, cámaras y micrófonos, además de mejor conectividad, permitiendo a sus amos jugar con la mascota desde un lugar remoto a través de un smartphone.

 

La versión anterior del perro robot aibo de Sony fue discontinuada hace diez años, víctima de una reestructuración empresarial que dejó desconsolados a los fans de la mascota artificial.

 

Sony presentó la primera generación del aibo en junio de 1999, vendiendo los primeros 3.000 ejemplares en apenas 20 minutos, a pesar de su elevado precio (2.200 dólares a valores actuales).

 

En los años siguientes se vendieron más de 150.000 unidades, con algunas variantes de color y forma.

 

En 2006, Sony entró en crisis y su modelo de negocios comenzó a padecer la competencia de rivales en varios campos.

 

El aibo, un lujo caro y en cierta forma frívolo, tuvo que desaparecer.

 

La empresa mantuvo abierta su "clínica aibo" hasta marzo de 2014, pero ese mes le comunicó -con cortesía- a los amos de la mascota que tendrían que arreglárselas solos. Algunos ingenieros de Sony jubilados accedieron sin embargo a ocuparse de repararlos.

 

El nuevo aibo se lanzará en Japón en enero y no será barato: costará unos 1.750 dólares. Sony aclaró que no reparará los modelos anteriores.