JM News Portal - шаблон joomla Продвижение

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Esa energía que Andrea Castillo transmite a través de un micrófono, contagia de alegría al público que la escucha. Con su tono grave y fuerte, sus notas retumban los alrededores y llaman la atención de los que pasan cerca.

 

Esta cantante guayaquileña de 29 años se presenta con regularidad en el centro comercial Plaza Lagos, armonizando la velada en los diferentes restaurantes del lugar, con temas de Soda Stereo, Enanitos verdes, Queen, Led Zeppelin, Madonna en cuanto a rock en español y rock clásico; asimismo interpreta baladas y boleros populares, lo que demuestra su versatilidad como cantante. También se ha presentado en los centros comerciales Plaza Navona y El Dorado, Policentro y Riocentro Los Ceibos.

 

Ella cuenta que su gusto por la música surgió desde que era una niña, cuando a sus 7 años comenzó a estudiar en el conservatorio Antonio Neumane, donde se graduó como pianista a los 17 años. De manera simultánea, cuando tenía 14 años, integró su primera banda, que era el grupo musical del colegio.

 

Con esta banda tuvo las primeras experiencias sobre un escenario. “Recuerdo que al principio sentía muchos nervios y no sabía cómo animar, poco a poco se fue haciendo más fácil”, recuerda.

 

Andrea cuenta con emoción que una de las presentaciones que más significado ha tenido en su trayectoria musical, es haberse presentado para sus amigos en su fiesta de cumpleaños número 21. A partir de ese año formó la banda Midnight, que mantiene hasta ahora.

 

La banda ha estado conformada por diversos músicos que han rotado de temporada en temporada. Actualmente la integran: Miguel Barona (guitarra y coros), Iván Barona (batería), Rommel Carlosama (bajo), y Andrea, que es la vocalista.

 

En su fiesta de cumpleaños, que fue en un bar popular de ese momento llamado Kashmir, Andrea cuenta que al dueño le gustó su voz y el show que presentó, por lo que a partir de esa noche comenzó a presentarse en el bar, haciendo tributos de The Cranberries, Madonna, entre otros.

 

Tiempo después presentó un demo en el bar Ojos de Perro Azul, en el cual estuvo como banda de planta por un tiempo. Allí presentó un tributo a ABBA.

 

Al principio la música para ella era un pasatiempo, puesto que se presentaba de manera ocasional y mantenía un trabajo fijo, pero conforme pasaba el tiempo comenzó a cantar de manera regular, todos los fines de semana, desde el jueves hasta el sábado, por lo que la música se convirtió en su trabajo principal, a pesar de ser economista y tener una maestría en Finanzas.

 

Aunque hasta el momento solo se dedica a hacer covers, no descarta la posibilidad de tener sus propios temas. “La música para mí es más que un trabajo, es mi pasión, me veo en unos años componiendo mis canciones, eso como satisfacción personal”, dice.