JM News Portal - шаблон joomla Продвижение

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Mell Reasco se recupera de una lesión de rodilla que el año pasado le obligó a parar por al menos un mes. Sin embargo ya comenzó a realizar los primeros trabajos en el Rancho San Francisco de Quito pensando en sus próximos torneos.

 

“Emocionalmente eso me afectó mucho, ya que eran los últimos torneos del año y tenísticamente me sentía en el mejor nivel, estaba jugando con las mejores del mundo. Incluso, en el campeonato que me lesioné estaba encarando a una ganadora de Gram Slam Junior, una muy buena jugadora profesional”, señaló la capitalina.

 

“Por otro lado me vino bien descansar mentalmente porque tuve un año en el que quizás no logré los objetivos que me propuse, pero gané mucha experiencia”, añadió.

 

 

Torneos

El primer evento será el ITF de Cuenca, a realizarse el 28 de enero. Después (entre 6 al 9 de febrero) disputará con el equipo ecuatoriano el Grupo 1 de la Zona Americana de Fed Cup, en Colombia. 

 

“La idea en Fed Cup es dar lo mejor como siempre, trabajar en equipo y dejar por todo lo alto el nombre de Ecuador. Creo que podemos tener buenos resultados a pesar de que todos los países participantes son buenos y experimentados”, indicó.

 

Tanto ella como su compañera María Paula Suárez, son nuevas en esta competencia, no así las otras integrantes tricolores (Charlotte Paredes y Doménica Gonzáles). “Si competimos bien y ponemos mucha fuerza, podemos permanecer en el grupo o ascender. Nunca he jugado con ellas como equipo, pero creo que nos vamos a llevar bien y hacer un gran papel en Colombia”, enfatizó la hija de Néicer Reasco.

 

 

Fragilidad y experiencia

Considera que en el último año mejoró técnica y tácticamente, pero quiere hacer más énfasis en la parte mental y física. “Especialmente mental porque cuando las cosas me salen mal me pongo muy frágil”, manifestó.

 

Hace dos meses salió de Miami, donde estuvo radicado por algún tiempo. Esto porque tuvo que regresar para tratarse su dolencia física con los médicos especializados y ya conocidos por ella. “Fue una experiencia dura. Allá tenía que estar sola, pero me hice más independiente, aprendí nuevas cosas, mejoré mi inglés, además de otros aspectos en el deporte, creo que a mitad de año regreso nuevamente (a Miami)”, adelantó.

 

Por último dijo que el 2018 lo toma  como un aprendizaje. Su objetivo era estar entre las 100 primeras, pero quedó en entre los puestos 180-200. “Ojalá este 2019 sea mejor, poder ir a los Gram Slam Junior, entre otros eventos en mi carrera juvenil”, culminó.