JM News Portal - шаблон joomla Продвижение

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Luis Chiriboga  Acosta, máximo dirigente de la Federación Ecuatoriana de Fútbol por 18 años, fue parte de una de  las mayores tramas de corrupción del deporte denominado FIFA Gate.

 

El caso ha vuelto a sonar con mucha fuerza, tras las declaraciones que hace unas semanas hizo su hijo José Luis ante la justicia estadounidense. Ayer se filtraron documentos, difundidos en la radio Redonda, de la confesión en la que acepta cómo se lavaron 2,8 millones de dólares por sobornos de la empresa de eventos deportivos Full Play. José Luis Chiriboga relató en la Corte federal estadounidense la forma cómo retiraba dinero de sus cuentas en ese país y se los entregaba al exmandante de la FEF, quien cumple arresto domiciliario por una sentencia de lavado de activos, ya sea en cheques o en efectivo. 

 

Apunta, además, que a inicios de 2014, José Luis empezó a sospechar de la situación ya que el dinero llegaba a nombre de Bayan Group, compañía con sede en Panamá y que la abrieron los Jinks, con el fin de pagar dichos sobornos. Asimismo, el dinero se habría destinado para pagar shows artísticos, ya que el extitular del organismo rector del balompié local se dedicó por muchos años a eso. Aquí se menciona por ejemplo a Enanitos Verdes, David Guetta y José Luis Rodríguez el ‘Puma’.

 

 En la declaración pasada, el hijo de Chiriboga también mencionó un lujoso departamento en Miami, que tuvo que devolverlo y estaba valorado en 400 mil dólares. Para esto se utilizaba una cuenta en el Byskaine Bank, pero al cerrarse, los pagos se hacían por medio de las entidades Chase y HSBC, movimientos que después fueron rastreados por las autoridades de EE.UU.