JM News Portal - шаблон joomla Продвижение

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Redacción AFP

Muy por detrás de Mercedes y Red Bull en Australia, en la prueba inaugural del Mundial de Fórmula 1, Ferrari tiene la oportunidad de regresar al primer plano en el Gran Premio de Baréin, que se disputa el domingo 10:10 (Hora de Ecuador)

 

La Scuderia había dominado los ensayos de pretemporada en Barcelona a mediados de febrero. Pero en Melbourne el alemán Sebastian Vettel se quedó a los pies del podio, a 57 segundos del vencedor, el finlandés Valtteri Bottas (Mercedes), y a 34 del tercer clasificado, el holandés Max Verstappen (Red Bull).

 

“En Baréin el equipo debe confirmar que ha comprendido el mensaje y rectificar los sectores en los que fuimos débiles en Australia, donde no pudimos explotar todo el potencial del coche. Esperamos ver los efectos de las correcciones realizadas”, anunció Mattia Binotto, nuevo director técnico.

 

La estadística está de su lado, con cuatro triunfos en 2012, 2013, 2017 y 2018: Vettel es el piloto que más veces ha ganado en el circuito de Sakhir, situado en pleno desierto. En total Ferrari también es el equipo con más triunfos aquí, con seis victorias, dos más que Mercedes.

 

Y como recuerda el jefe de Mercedes Toto Wolff, “un solo Gran Premio no es suficiente para determinar la jerarquía para la temporada”. Particularmente tras competir en un circuito tan atípico como Melbourne.

 

“Tras los ensayos de Barcelona teníamos el sentimiento de ser candidatos. A pesar del resultado en Australia, nuestro espíritu no ha cambiado”, añadió Binotto.

 

 

Jerarquías 

Además de su rendimiento en pista, las comunicaciones radio de Ferrari merecen una atención particular, debido a las nuevas consignas del equipo, tras la decisión tomada en Melbourne de no dejar al monegasco Charles Leclerc, que debuta con la mítica escudería, intentar pasar a un Vettel más lento que su compañero.

 

Según Binotto, la determinación fue tomada por prudencia, para no perder más puntos en una lucha inútil, a pesar de que durante los ensayos había dado a entender que tenían un número 1, Vettel, y un número 2, Leclerc.

 

En Mercedes, que no dudó a la hora de favorecer al británico Lewis Hamilton en la conquista de su quinto título mundial el año pasada, parece que ahora Bottas tiene el campo libre para competir. Ya cuenta con la primera victoria del curso.

 

Tras un 2018 sin victorias, el finlandés está recuperado anímicamente, confirmando que en Melbourne realizó su “mejor carrera” en Fórmula 1, para ‘robar’ la victoria a su ilustre compañero, segundo a pesar de haber logrado la pole position.

 

Insaciable, además logró el punto adicional que se otorga al autor de la mejor vuelta en carrera, novedad de esta temporada, que propició una bonita batalla entre los tres primeros en la parte final de la prueba.

 

En el atardecer de Baréin, donde firmó la primera pole de su carrera en 2017, además de dos podios (3º en 2017 y 2º en 2018), Bottas tiene buenos argumentos.

 

Pero Hamilton es un depredador y buscará no retrasar su primera victoria del curso. Más vale prevenir, visto el rendimiento ascendente de su compañero de garaje.