JM News Portal - шаблон joomla Продвижение

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Por corromper el deporte más popular del mundo y aceptar sobornos millonarios, un jurado de Nueva York declaró culpables a dos exjerarcas sudamericanos que fueron inmediatamente encarcelados tras un proceso que develó los oscuros entresijos del fútbol mundial.

 

Juan Ángel Napout, de 59 años, expresidente del fútbol de Paraguay y extitular de la Confederación Sudamericana de fútbol (Conmebol), y José María Marín, de 85 años, exjefe del fútbol brasileño, fueron hallados culpables de asociación para delinquir, lavado de dinero y fraude bancario en el marco del juicio de corrupción de la FIFA.

 

Sin embargo, el jurado no llegó a una conclusión sobre si el tercer acusado, el exjefe del fútbol de Perú Manuel Burga, de 60 años, es culpable o no del único delito del que es acusado, asociación para delinquir, y deliberará por séptimo día para discutir su caso el martes 26.

 

El caso

 

Tras siete semanas de juicio, los acusados escucharon el veredicto serios, sin mostrar emoción. La jueza Pamela Chen decidió su encarcelamiento inmediato, ignorando los ruegos de su defensa.

 

$10,5 

millones habría recibido en sobornos Juan Ángel Napout, entre 2010 y 2016."No creo que tenga sentido aplazar un encarcelamiento que tendrá lugar", dijo la jueza.

 

"Los acusados enfrentan sentencias potencialmente muy significativas", de al menos 10 años según las normas federales, dijo la jueza, que puede de todos modos aplicar la sentencia que le parezca más conveniente.

 

La defensa anunció que apelarán el veredicto, aunque la jueza estimó que no hay "razones reales para una apelación".

 

Con ‘desilusión’

 

$6,55 

millones de dólares habría recibido en sobornos José María Marín, entre2010 y 2016.

 

Tres policías de civil irrumpieron en la sala y querían ya llevarse a los acusados, pero los defensores pidieron media hora para hablar con sus clientes. Napout se acercó a sus tres hijas y a su esposa, y entregó a ésta discretamente su reloj, una cadena y su cinturón.

 

"Estamos muy desilusionados y vamos a seguir luchando para absolver al señor Napout", dijo su abogada, Silvia Piñera, a periodistas al salir de la corte.