En caso de salida de Jordi Cruyff no habrá compensación a la FEF, dice Carlos Galarza

Hubo cambio de timón en la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF). Jaime Estrada reemplazó en la presidencia a Francisco Egas, removido el viernes pasado por decisión de seis miembros del directorio que cuestionaron su manejo y varios aspectos de la contratación de Jordi Cruyff.

La reestructuración la aprobó la mayoría y fue respaldada por el departamento jurídico de la FEF. En medio de una reunión virtual Egas bajó de rango y pasó a ser tercer vocal, Estrada tomó el mando y dejó la vicepresidencia para Carlos Galarza, uno de los directivos más frontales a la gestión del ahora expresidente, quien reveló detalles de la sesión.

 

¿Cómo se resolvió la remoción de Egas?
En democracia. En derecho las cosas se deshacen como se hacen. Actuamos amparados en nuestra norma jurídica y también con libertad para que Francisco consulte al abogado (Guillermo) Saltos Guale si era legal lo que hacíamos. Y con toda su experiencia el jurista manifestó que era legal lo actuado. En ese sentido, con apoyo mayoritario, se hizo la reestructuración del directorio.

¿Qué llevó a tomar esta decisión de modificar las dignidades del directorio?
Fue por las decisiones internas del directorio que causaron malestar no solo a nosotros, sino a la afición futbolera.

¿El contrato con Jordi Cruyff fue piedra de tope?
Ahí empezó el malestar, por el manejo. No sabíamos de los contratos, otra cosa habría sido entregar un borrador para aprobar la firma del mismo.

Que mediante oficios hayamos tenido que pedir que nos hagan saber detalles de los contratos no es transparencia. Cómo es que pagamos un contrato tan alto sobre todo en esta complicada situación, en esta crisis del país. Se contrató por más valor de lo que el directorio aprobó. Por eso, siempre estamos endeudados.

La revisión del directorio no estaba en el orden del día. ¿Cómo se procedió?
Se presentó la propuesta. Pedí que con voto nominal sea considerado. Al final fue unánime que se incluya este análisis real de lo que vive la Federación y con eso se presentó la reestructuración.

¿No habrá reparos a esto?
Es totalmente legal porque no hay artículos violentados. No tendremos inconvenientes que tengan consecuencias legales. La conciencia está tranquila. Lo actuado está fundamentado en el estatuto y reglamento.

Pero se ha calificado esto como ‘golpe de Estado’.
Habrá sectores que lo quieran ver así, tienen la libertad de hacerlo. Pero en enero del2019 procedimos igual. Nos reunimos para elegir al presidente y vicepresidente. Esta vez fue igual, se hizo para reestructurar el directorio y lo hicimos bajo norma jurídica. El congreso ordinario elige al directorio y entre el directorio se eligen las dignidades.

La remoción de Egas no fue unánime, fue de seis votos contra nueve.
Así es, no hubo unanimidad. Fue por mayoría; suficiente para cambiar al presidente y todo está ratificado por el departamento jurídico.

¿Cómo reaccionó Egas?
Francisco hizo algunas preguntas al departamento jurídico sobre la legalidad de lo que se pedía ese momento. Solo eso, nada más.

¿Todos los vocales terminaron la reunión?
No. No sé qué pasó, pero fue algo curioso. Estábamos en una videoconferencia por la plataforma Zoom, pero al momento de la votación el sistema se colgó y se cayó. Podemos decir que hubo un “apagón informático” (risas), pero enseguida conseguimos reinstalarnos, aunque ya no volvió Egas; tampoco (Michel) Deller y (Carlos) Manzur.

¿Qué pasará con Egas? ¿Hay ruptura de relaciones?
Eso debería contestarlo él. Esta es una reestructuración de un cuerpo colegiado que fue elegido por mayoría

¿No hay riesgo de ilegalidad de esta medida ante FIFA y la Conmebol?
Se les debe presentar la resolución, pero no tendremos inconvenientes.

Hay críticas en torno a la firma del documento, que si era algo preparado con anticipación. ¿Cómo fue?
No es problema. Hay sistemas electrónicos que se pueden usar, pero si alguien debe reclamar y decir que no firmó (el documento contra Egas) serían los miembros del directorio. En este caso son sus firmas, no hay quien pueda decir que no lo son.

¿Qué pasará con contratos de Cruyff y su equipo?
Los contratos se respetan. Eso es ley para las partes, pero tenemos que conversar y con base en eso llegar a acuerdos para informar a la ciudadanía con la verdad, porque no se puede hablar de una rebaja del 70 % (versión de Egas) cuando no es así. Todo se trata de una reestructuración de pago para el 2021; eso no se puede hacer, no se puede mentir de esa manera a la gente.

Entonces es una retención del sueldo, no una rebaja. ¿Es algo que más adelante se debería devolver?
Así es, por eso tenemos que negociar con el presidente Estrada, porque la crisis nos afecta a todos y en todo sentido. En el directorio autorizamos máximo $4 millones para un cuerpo técnico, pero al pedir los montos vemos que bordea los $6 millones, además de una cláusula (de rescisión) sin pago de compensación a la Federación en caso de su salida (de Jordi Cruyff).

¿Son montos impagables para el fútbol ecuatoriano?
Si antes era difícil, ante estas circunstancias peor todavía, cuando no tenemos ingresos en la Federación.

¿Cuándo hablarían con el seleccionador Cruyff?
Esperaremos una decisión del presidente Estrada para buscar un acuerdo. No queremos demostrar que no se quiere respetar los contratos, pero creo que hay que hacer un acto de conciencia y ver qué pasa en otros lugares del mundo con el tema salarios de jugadores o cuerpos técnicos.

¿Ya se pueden conocer los montos reales que constan en ese contrato?
Creo que es algo que cuando conversemos con el presidente Estrada lo podremos exponer para conocimiento general.

¿Qué se viene ahora en la Federación?
Todo lo que se tenga que hacer por el bien para el fútbol ecuatoriano, porque con trabajo y persistencia
se consigue el éxito. Con presencia constante en las oficinas para atender las situaciones del fútbol del
país, para sacar mecanismos adecuados para salir adelante.

Auditoría, ese es un término muy utilizado en varios momentos de la Federación. ¿Se pedirá hacerla?
Cuando empieza una nueva administración es bueno y saludable para las partes (que se haga), si no hay mal manejo no habrá inconvenientes. Es algo que se deberá buscar.

¿Aplicar transparencia?
Seguro que sí.

¿Sin Egas se mantendrá la planificación de la llamada nueva Federación?
Claro que seguirán esos temas. No porque Francisco no esté vamos a echar al piso ese trabajo. Hay cosas interesantes en esa planificación, incluso algunos temas son liderados por el presidente Estrada

¿Cómo queda su relación con Francisco Egas?
No tengo nada en contra de él, es un tema administrativo y dirigencial porque no hubo transparencia. Pero en lo personal no tengo nada contra Francisco Egas.

Esta decisión es un caso juzgado, ¿no hay espacio para apelaciones?
En el directorio actuamos reglamentariamente. Si la otra parte quiere seguir alguna instancia de apelación está en su derecho, pero actuamos conforme a derecho y bajo los reglamentos vigentes de nuestra Federación. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *