El temor ronda en el hospital del IESS en Guayaquil

El malestar entre las familias de quienes están internados en el hospital Teodoro Maldonado Carbo, del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), en Guayaquil, no cesa.

Esto, por la desesperación de no saber el estado en que se encuentran después de pasar a las unidades diseñadas para el tratamiento de pacientes por Covid-19. Dicen que están desesperados y que lo único que buscan es que, desde el interior de la casa de salud, ubicada en el sur, les informen qué pasa con sus seres queridos.

Incluso, la desesperación aumenta cuando mientras esperan en los exteriores sentados sobre la vereda o en las pocas banquetas de la zona, escuchan gritos desgarradores de los que han podido ingresar a la emergencia.

En la noche del domingo, circuló un video en el que se observa a una persona desplomarse al piso en medio de gritos y clamores de ayuda. En la misma escena, un enfermero trata de ayudar al paciente, mientras aparentemente un familiar cubierto con guantes y mascarillas se suma a la reanimación. Otros, sentados en la misma área, observan y arengan a que otros pidan ayuda.

El personal médico ya recibió equipos de bioseguridad, a través de sus directivos. Pero antes, Liliana Triana, presidenta del Colegio de Enfermeras del Guayas había denunciado que algunos de sus miembros estarían infectados con coronavirus en el interior de la casa de salud. Incluso, se ha dicho que dos enfermeros murieron.

Malos olores

Esto, mientras el mismo domingo por la noche, moradores de las ciudadelas Huancavilca, Periodista y Sopeña, vecinas al hospital, denunciaron a la Gobernación de Guayas, la emanación de malos olores desde el complejo hospitalario.

Algunos aseguraron que el mal olor venía desde un sitio contiguo a la Unidad de Diálisis y que presumían se trataba de fallecidos que no cabían en la morgue del hospital. La mayoría estaban embalados en fundas plásticas.

40 personas han muerto en Guayas, según la información oficial.Más tarde, alrededor de las 22:00, el mal hedor se extinguió y comenzó un olor a formol, según testimonios.

Una fuente de la casa de salud que evitó identificarse señaló que la morgue del hospital tiene capacidad para 30 cuerpos y que debido a los decesos de personas por Covid-19 y otras enfermedades esta debió colapsar.

Este Diario buscó la versión del director del hospital, Álex Díaz, pero nuestro pedido a relaciones públicas no tuvo respuesta hasta el cierre de esta edición.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *