El coronavirus se está debilitando y podría terminar sin necesidad de una vacuna, considera médico italiano

El coronavirus, que una vez fue un «tigre agresivo», se ha debilitado y se ha convertido más en un «gato salvaje», según considera el profesor Matteo Bassetti, un importante médico italiano.

De acuerdo a un reporte del británico Sunday Telegraph, el virus está «cambiando de gravedad» y los pacientes ahora están sobreviviendo a infecciones que los habrían matado antes. Y si el debilitamiento del virus es cierto, el COVID-19 podría incluso desaparecer sin una vacuna al volverse tan débil que se extinga por sí solo, afirmó.

 

Él ha dicho varias veces en los últimos meses que los pacientes con COVID-19 parecen estar mucho mejor de lo que estaban al comienzo de la epidemia en Italia. El profesor Bassetti sugiere que esto podría deberse a una mutación genética en el virus que lo hace menos letal, debido a tratamientos mejorados o porque las personas no se están infectando con dosis tan grandes debido al distanciamiento social. Pero otros científicos respondieron a las afirmaciones realizadas en el pasado y dijeron que no hay evidencia científica de que el virus haya cambiado en absoluto.

El profesor Bassetti, quien es jefe de enfermedades infecciosas del Hospital General de San Martino en Génova, Italia, dijo a The Sunday Telegraph sus teorías de que el virus podría desaparecer por sí solo. ‘Fue como un tigre agresivo en marzo y abril, pero ahora es como un gato salvaje. Incluso los pacientes de edad avanzada, de 80 o 90 años, ahora están sentados en la cama y respiran sin ayuda.

Bassetti baraja varias teorías: la primera es que el virus podría haber mutado, haciéndolo menos letal. La segunda es que los tratamientos están siendo más efectivos. La última teoría es que el virus es más débil porque los nuevos casos tienen menos carga viral, gracias a las medidas de distanciamiento social y al confinamiento.

«En marzo y abril el patrón era completamente diferente. La gente venía a urgencias con muchas dificultades para sobrellevar la enfermedad y necesitaban oxígeno y ventilación, y algunos desarrollaban neumonía», explicó Bassetti.

«Ahora, en las últimas cuatro semanas, la escena ha cambiado completamente. Puede haber una menor carga viral en el tracto respiratorio, probablemente debido a una mutación genética del virus que aún no ha sido demostrada científicamente», afirma.

Italia fue uno de los países más golpeados por la pandemia, hasta ahora ha registrado más de 238 000 casos positivos y 34 000 fallecidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *