El chagra, con habilidades ecuestres en el páramo

Se denomina como chagra a aquel campesino de la Sierra que se dedica, principalmente, a los trabajos ganaderos, generalmente como arriero. Guarda cierta similitud histórica con el ‘huaso chileno’, el ‘gaucho rioplatense’, el ‘llanero colombiano’, entre otros.

Su vestimenta se compone de una camisa, un poncho amplio, un sombrero de paño, una bufanda de lana y el típico zamarro. La expresión ‘chagra’ procede del vocablo kichwa ‘chakra’, que guarda una relación estrecha con la tierra para el cultivo.

El Ministerio de Turismo, en su página web, menciona que en el país sus costumbres  y tradiciones se plantaron en base a sus habilidades ecuestres, así como también por conocer los secretos del páramo y el profundo  apego a su tierra, pues sus memorias se remontan a la época colonial.

Fiesta tradicional
Hoy en día se mantiene vigente la tradición agrícola y ganadera, en las grandes haciendas, de conmemorar la identidad del chagra. Para esto, se realizan fiestas y celebraciones populares como el Paseo del chagra de Machachi, que se hace en julio, o las Fiestas del Maíz y del Turismo de Sangolquí, realizadas en septiembre. Ambas son oportunidades ideales para que estos personajes demuestren sus habilidades y mejores galas. 

El chagra ecuatoriano es un campesino que lleva un estilo parecido a la de un vaquero. Su modo de actuar y sus prácticas se acomodan a las posibilidades que brinda el páramo andino. 

Antecedentes 
El Paseo procesional del chagra es un espectáculo criollo que tuvo su origen en Machachi, como remembranza de la erupción del volcán Cotopaxi, ocurrida en 1877.

EL DATO
En la actualidad, durante el Paseo procesional del chagra, se demuestran las habilidades en concursos de doma de potros y de lazo.
Por ventura, de un modo ‘milagroso’, el Pasochoa y el Rumiñahui salvaron a los pobladores de Tambillo y Machachi de sufrir los efectos de dicho acontecimiento.

Los habitantes de la zona, ante la desesperación de ese suceso y dada su fe religiosa, acudieron al párroco de ese entonces a solicitar que se trasladara el ‘Señor de la Santa Escuela’ a las laderas del volcán. Una vez ofrecida la misa y demás ritos del momento, regresaron la imagen a Machachi, acompañada de una procesión.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *